Chilpancingo, Guerrero.- Pese al incremento de casos de dengue, chicungunya  y zika, en la región norte del estado, autoridades de la Secretaría de Salud Guerrero y de la jefatura regional en el municipio de Chilpancingo, suspendieron a por lo menos 100 trabajadores eventuales por 15 días y a otros de manera definitiva.

La mañana de este jueves, cuando los trabajadores se presentaron a laborar en las oficinas de Vectores, ubicadas en periférico Sur de la capital del estado, fueron notificados por su jefe inmediato, que estaban separados de sus funciones, sin que les explicaran la situación.

Algunos de estos trabajadores suspendidos participaron en la toma de las oficinas en demanda del pago de su salario, mejoras de prestaciones sociales y herramientas para evitar riesgos.

Los afectados afirmaron que esa suspensión es una “represalia” de las autoridades, incluso señalaron que la autoridad de Salud pudiera pretender ingresar a personal de nuevo ingreso, como parte de compromisos de campaña o por “recomendaciones”.

Lamentaron que el despido se da en estos momentos que los casos de Dengue, Chicungunya  y Zika “están fuera de control” en los municipios de la región Norte; además el personal de base está en paro laboral.