Chilpancingo, Guerrero.- La secretaría de Salud no puede determinar si las enfermedades gastrointestinales u otras enfermedades que se registran en la capital, son resultado de la contaminación que genera el basurero y la acumulación de basura en las calles, dijo el jefe de la Jurisdicción Sanitaria 03 en la zona Centro, Saúl Romero Téllez.

Téllez dijo que el sistema epidemiológico de la secretaría no ha registrado nada anormal, y las enfermedades gastrointestinales se encuentran dentro de la norma.

Sin embargo, reconoció que la acumulación de basura, y el mal manejo de los desechos favorece la presencia de enfermedades.

“De acuerdo a los datos que manejamos, no existe relación de la presencia de enfermedades con el problema de la basura que está teniendo ahorita el municipio, que es un factor que condiciona, favorece la presencia de ciertas enfermedades sí, pero no podemos delimitarlas. No podemos decir estas enfermedades se debe a la basura”.

Detalló que, en julio se registró el mayor número de diarrea con 362 casos, según los datos recabados de los 32 centros de Salud que existe en el municipio, sin precisar que clínica registró el mayor número de padecimientos.

Dichos casos se encuentran dentro de los parámetros normales, incluso, dijo, son menos que los contabilizados el año pasado.

Pero Téllez, no pudo precisar si la mayoría de las enfermedades gastrointestinales se registran al sur de la ciudad, lugar donde se encuentra el basurero a cielo abierto, y aseguró que la mayoría de los casos de diarrea se presenta en las zonas rurales.

Insistió que para la secretaría es complicado determinar si los casos de diarrea son resultado de la contaminación del basurero, aunque dijo que hasta el momento no existe nada anormal.