México.-Un equipo de especialistas del Hospital del Niño “Federico Gómez Santos” logró salvarle dos dedos y medio a Carlitos, el niño de 10 años de edad a quien le explotó “una paloma” de pólvora en la mano derecha.

La tragedia ocurrió el último día de diciembre cuando, junto con unos amigos, el niño apenas empezaba a decirle adiós al 2019 para festejar la llegada del “Año Nuevo 2020”.

El director del Hospital, Carlos Iván Oyervides García, informó que el traumatólogo Hernán Vázquez, médicos y enfermeras, lograron que la cirugía fuera exitosa.

La intervención quirúrgica (que fue muy delicada), duró más de dos horas y se le reporta estable. No perdió la mano.

Oyervides García aclaró versiones extraoficiales de que el pequeño había perdido toda la mano derecha.

El director confirmó que fueron tres dedos quemados y la mitad del índice se le desprendió, le quedó colgando, y fue necesario amputarle una parte.

Afortunadamente los médicos pudieron salvarle dos dedos completos, el “Dedo Medio”, -conocido también como Corazón, Mayor o Cordial- y el Anular, y parte del índice.

Pulgar y meñique, sin lesión

Mencionó que hasta después del período de Observación de tres días, será valorado y los médicos determinarán si requerirá cirugía reconstructiva o no, además de la rehabilitación para que recupere la movilidad.

El niño vive en la colonia popular Misión Cerritos, pero continúa internado en el nosocomio pues apenas el miércoles por la noche lo operaron.

“Lo bueno es que ya prometió a los doctores y las enfermeras que se va a portar bien y no volverá a andar tronando nada de pirotecnia”, comentó Oyervides García.