#Suave Patria

San Francisco Magú, el pueblo mexiquense que no paga impuestos

Por Redacción, 2017-02-17 10:08

Ciudad de México.- San Francisco Magú o Nextlahuacan es una localidad del municipio de Nicolás Romero en el Estado de México y se ha convertido en un mito al ser el único pueblo que no paga impuestos en México.

De acuerdo con una publicación de El País, un antiguo pergamino virreinal deja constar el privilegio que supuestamente fue ratificado por los expresidentes Benito Juárez y Luis  Echevavarría, sin embargo nadie ha visto el documento.

Según la historia, hace 20 que se divulgó este secreto, y medios locales e internacionales asediaron al pequeño pueblo otomí con preguntas y difamaciones a las autoridades estatales y municipales por permitir la existencia de un “paraíso fiscal”.

El beneficio -contra todo cambio de leyes- ha sobrevivido y el mito se ha asentado en una comunidad convencida de un origen heroico y de un destino místico.

Magú tiene cerca de 20 mil habitantes, la mayoría campesinos y obreros, que se distribuyen en 12 barrios.

A primera vista, es un paraje común y corriente del país. Rural, remoto y profundamente católico.

Los maguneros —como se identifican— están orgullosos de su iglesia, justo al frente de las oficinas de Gobierno, y anticipan por estas fechas la celebración del carnaval, la fiesta más importante junto al onomástico de san Francisco de Asís, el 4 de octubre.

«Pero si algo ha hecho mención de Magú es el famoso mito del pergamino», comenta Gilberto Vargas Arana, el jefe del archivo municipal.

El tema es ineludible y existen varias versiones.; por ejemplo, Reforma y El Universal afirman que el virrey Juan Antonio de Vizarrón, quien gobernó de 1734 a 1740, otorgó la concesión tras ser acusado de traición por la Corona española.

Vargas señala que otra hipótesis es que fue el virrey Juan Francisco de Güemes y Horcasitas, que estuvo en el poder entre 1746 y 1754.

Y otra versión, citada por el historiador, es que un hacendado haya llegado a un acuerdo con el Virreinato para asumir el pago del tributo como agradecimiento a la fidelidad de los pobladores.

«En ningún momento cuestiono la existencia del pergamino, no me ha sido posible tener en mis manos ni el documento colonial ni el decreto juarista ni el de Echeverría, pero se comienza a crear un imaginario colectivo y comienza a trascender el mito… dentro y fuera de Magú», cuenta Vargas, quien ha estudiado el pueblo por más de 20 años y no ha encontrado ningún indicio en el Archivo General de la Nación.

«Algo de heroico hizo el pueblo para que surgiera todo esto, el beneficio no fue gratuito ni accidental», agrega.

«Sabemos que existe, pero sería mentirte decirte dónde se encuentra, pero que existe, existe», rebate Julián Polenciano, primer delegado del pueblo, quien se niega “por seguridad” a confesar siquiera si lo ha visto.

Magú se gobierna por usos y costumbres, un régimen del Estado mexicano que respalda la autonomía de las comunidades indígenas.

El poder tiene cuatro pilares. La delegación se encarga de validar las escrituras de los terrenos, ya que al no pagar impuestos sobre la propiedad ni la renta, los documentos notariales no son considerados. El Consejo de Participación Ciudadana recauda «el peso», la contribución comunitaria para las obras públicas —ronda los 60 pesos (3 dólares) al año—, y organiza «las faenas», acciones colectivas para atender los problemas del pueblo.

Ambos se eligen en votaciones cada tres años. Un comisariado ejidal y una junta que regula el suministro de agua, cuyo pago se fija en cuotas asamblearias, completan el cuadro de autoridades.

El «paraíso fiscal» del que se hablaba no tiene nada que ver con los de las islas del Caribe o del Pacífico.

Las calles secundarias se desprenden de la vía principal, que serpentea entre pendientes inclinadas al pie de las montañas. No hay bancos, gasolineras ni negocios de las grandes cadenas.

La modernidad se cuela por pequeñas grietas, en antenas parabólicas, cafés internet que aglutinan a los más jóvenes y locales de los que se oye música de banda.

La presencia del Gobierno ha aumentado en los últimos años en obras y en servicios. «Lo que se recauda con ‘el peso’ no es suficiente, tocamos puertas con el presidente municipal, con los diputados», reconoce Javier Zamora, el segundo delegado.

La construcción de fraccionamientos aledaños ha abierto otro frente, con organizaciones que alegan que el Gobierno estatal y municipal ha intimidado a los habitantes y amenaza con acabar la sostenibilidad ambiental y la autogestión del pueblo.

El otro bando acusa que son personas que se quieren apropiar de la identidad de Magú, en algunos casos, siendo ajenos a los otomíes. Los proyectos inmobiliarios se encuentran, por ahora, suspendidos.

«La raíz de estos enfrentamientos son los usos y abusos del mito», sentencia Vargas.

Juarista y virreinal. Indígena y mestizo. Cercano y remoto. Con certezas y contradicciones.

El poblado gestiona el agua, se rige por usos y costumbres, lucha contra la pobreza, la violencia y la falta de oportunidades; como otras comunidades en México.

Pero es dueña de una leyenda de identidad, la del pueblo que no paga impuestos. «Todos lo hemos validado y contribuido para que siga creciendo, pero Magú es más grande que el mito», concluye el historiador.

#Suave Patria

Morena y PRI, líderes en inasistencias en el Senado

Los legisladores del PRI tuvieron, por ejemplo, una media de 30 faltas por cabeza, seguido de los de Morena.

Por Redacción, 2019-05-19 14:30

México.- Los senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Verde Ecologista de México (PVEM) y Acción Nacional (PAN) fueron proporcionalmente los más faltistas del segundo periodo ordinario de votaciones de la LXIV Legislatura (2018-2024).

Entre el 1 de febrero y el 30 de abril de 2019 hubo, en promedio, una sesión de votación cada cuatro días. Y en promedio, uno de cada seis senadores no se presentó a votar. Los legisladores del PRI tuvieron, por ejemplo, una media de 30 faltas por cabeza, seguido de los de Morena, PVEM y PAN, cuyos legisladores tuvieron 20 ausencias en promedio por cabeza.

Inclusive los 10 senadores más faltistas (siete morenistas, dos priistas y un panista) provinieron de alguno de estos partidos. Entre ellos destacan Jesús Lucía Trasviña Waldenrath (85 inasistencias en 126 sesiones), Carlos Humberto Aceves del Olmo (84) e Ifigenia Martínez Hernández (76).

Pese a que el 60 por ciento de los senadores faltó por lo menos a uno de los 23 días de sesión ordinaria con votación, y a pesar de que sólo tres legisladores –el petista con licencia indefinida desde mayo, Alejandro González Yáñez, así como los morenistas Martí Batres Guadarrama y Mónica Fernández Balboa– no faltaron una sola vez a votar, las inasistencias no implicaron necesariamente que los funcionarios públicos dejaran de laborar o faltaran a sus responsabilidades como legisladores.

#Suave Patria

PAN denuncia a Bienestar ante Fepade e INE por favorecer a Morena

Desde el gobierno federal se busca crear una red clientelar con fines electorales a través de la entrega de apoyos sociales, acusa Acción Nacional.

Por Redacción, 2019-05-19 13:58

México.- El dirigente nacional del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, interpuso una queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) contra funcionarios de la Secretaría de Bienestar por favorecer a los candidatos de Morena.

“Acción Nacional presentó una queja ante el INE y una denuncia en la Fepade contra los funcionarios de la Secretaría de Bienestar y quienes resulten responsables de posibles delitos electorales, a fin de que se detengan y sean castigados”; expuso Cortés en un comunicado.

El panista aseveró que desde el gobierno federal se busca crear una red clientelar con fines electorales a través de la entrega de apoyos sociales.

“Vemos con mucha preocupación que, en lugar de buscar reactivar la economía, disminuir la violencia y brindar seguridad a los mexicanos, el presidente de la República y su gobierno estén más preocupados en apoyar a los candidatos de Morena repartiendo ilegalmente tarjetas para el bienestar entre la población de los seis estados donde habrá elecciones”, afirmó.

Cortés afirmó que el presidente López Obrador sigue en campaña entregando apoyos económicos a fin de ganar elecciones, en lugar de resolver los problemas que aquejan al país como la violencia y la incertidumbre económica.

#Suave Patria

Obrador llama a apresurar cambios, por si regresa la «mafia del poder»

El mandatario advirtió que si vuelve el vielo régimen le costará trabajo echar abajo lo conseguido en su administración.

Por Redacción, 2019-05-19 13:27

México.- En comunidades donde durante años fue fuerte la influencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió el regreso de «la mafia del poder» y, por eso, afirmó que tiene prisa en echar a andar los programas, ya que en 2024 terminará su misión.

Al realizar un recorrido por la zona indígena Ejido Nuevo Francisco León, que pertenece al municipio de Ocosingo para revisar el programa Sembrando Vida de árboles frutales y maderables, el jefe del Ejecutivo pidió a los pobladores no dejar pasar la oportunidad de hacer un cambio porque no se reelegirá y tampoco aspira a ser un dictador o un cacique.

Pero afirmó que si «la mafia del poder» regresa al gobierno, le costará trabajo echar abajo lo conseguido en su administración.

«Por eso tengo prisa para que avancemos lo más que se pueda, que no se las pongamos fácil a los de la mafia del poder, que si ellos vuelven otra vez, que les cueste trabajo echar para atrás lo que se ha avanzado.

«Pero ya nada más es este tiempo y puede que el pueblo, que es el que manda, decida que continúe la misma política, pero puede también cambiar; entonces, no dejemos pasar esta oportunidad, que se aproveche, que realmente se cultive la tierra», expresó.