México.-No hay otra forma de que los 49ers cataloguen como exitosa una temporada si no es regresando a casa con el trofeo Vince Lombardi. La cultura del triunfo de esta organización está tan arraigada que siempre busca más cuando lo tiene todo.

Si bien es cierto que en la última década San Francisco fue superado por Steelers y Patriots como las franquicias más ganadoras en la era del Super Bowl, con seis títulos cada una, un triunfo este domingo posicionará a los 49ers de nueva cuenta en el selecto club.

Un cuarto de siglo ha transcurrido desde que el conjunto de La Bahía celebró su más reciente campeonato de la NFL. Es el segundo viaje que realizan al juego grande durante este lapso.

“La afición y toda la organización de San Francisco son muy exigentes con los resultados. He platicado con muchos compañeros que vienen de otros equipos y pueden decir que jugar para los 49ers es diferente”, dijo Joe Staley, el único elemento que sobrevive del Super Bowl XLVII.

La carrera de 13 temporadas de Staley es un testimonio de la excelencia que se necesita para ser parte de los 49ers. Para ser un histórico en la franquicia, debes serlo en la NFL, como Jerry Rice.

Los 49ers pueden presumir que el mejor jugador que alguna vez llegó a la NFL marcó una época para ellos. Rice es catalogado el hombre que más impacto ha tenido en la Liga. Ni Steelers ni Patriots pueden jactarse de ello. San Francisco es un indiscutible protagonista de la NFL que hoy quiere la cima.