México.- Mario Delgado Carrillo, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, se dijeron dispuestos a tener como prioridad y resolver lo más pronto posible la reforma al sistema de pensiones presentada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En la conferencia mañanera de hoy, López Obrador logró reunir a los dos líderes del Congreso de la Unión, quienes participaron sumisos y sin tantos aspavientos en la presentación de la reforma, realizada por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez.

Ambos legisladores, se desvivieron en halagos a la reforma presentada por Andrés Manuel López Obrador, que considera entre los puntos más importantes, disminuir de 1,250 semanas de trabajo a tan solo 750, lo que significa que de 25 años mínimo que se le pedía al trabajador para poder pensionarse hoy lo podrá hacer a partir con un mínimo de 15 años.

Otro de los beneficios es de aumentar de un 30% a un 70% del último salario recibido, con el que se retirará, además de que este monto se complementará con el apoyo recibido a través de la pensión para adultos mayores, garantizada en la constitución política del país.

Los dos líderes morenistas, reconocieron que con esta reforma se deja atrás el modelo neoliberal, donde jamás de pensó en el trabajador y celebraron que la nueva reforma propuesta por Andrés Manuel López Obrador, sea una reforma moral que pone como prioridad el retiro de una vida digna de los mexicanos adultos mayores.

También ambos legisladores se desvivieron en el reconocimiento al sector empresarial, representado por Carlos Salazar Lomelín, presidente de la Coparmex, así como del senador Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), presentes en la conferencia.

El diputado Mario Delgado dijo que “recibimos con mucho gusto esta iniciativa que por supuesto será nuestra prioridad en el mes de septiembre”.

Por su parte el senador Ricardo Monreal, mencionó que ya sea que la cámara de diputados o de senadores, que actúe como cámara de origen, “estoy seguro que los grupos parlamentarios distintos, podrán y estarán muy consciente de la necesidad de fortalecer este sistema de retiro”.

El senador consideró que esta iniciativa no es la solución definitiva pero si el inicio para resolver un problema clave y se comprometió a que si le llega pronto la iniciativa “podamos hacer conferencias ente diputados y senadores con la participación del sector trabajador y del sector patronal, saquemos esta iniciativa, que es desde mi punto de vista, el inicio, no la solución definitiva, pero si el inicio para resolver un problema clave”.

El proyecto de reforma fue firmada al término de la conferencia y el secretario de Hacienda y Crédito Público se comprometió a enviarla hoy mismo al Congreso de la Unión.

Al final todos felices y sonriente, atrás quedaron los mensajes ríspidos que se han intercambiado el senador Ricardo Monreal y John Ackerman, -quien es uno de los integrantes para proponer a los nuevos cinco consejeros del Instituto Nacional Electoral-, primero con el tema de las denuncias hecho por el reportero Carlos Loret de Mola, que acusa a la familia Sandoval-Ackerman de poseer propiedades por arriba de sus ingresos reportados.

Atrás quedaron por el momento las diferencias de peso entre el senador Monreal y la familia Sandoval Ballestero, por la disputa por la gubernatura del estado de Guerrero.

Atrás también quedó el tema del avión presidencial que hoy llega a la Ciudad de México.