El gobernador rechazó que en Guerrero existan conflictos políticos

“Aquí es la tierra de la CRAC”, señaló el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores en su visita al municipio de San Luis Acatlán, en la región de la Costa Chica del estado, en donde también, dijo, existen “corazones nobles” pero con “inquietudes permanentes insurgentes”.

En su discurso, durante el acto que sostuvo con el secretario de Desarrollo Social federal, José Antonio Meade y cafeticultores, el mandatario priista dijo ante los pobladores que San Luis Acatlán en esa zona es tierra de Genaro Vázquez, y saludó “con mucho respeto” a los integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

“Aquí es la tierra de Genaro Vázquez, ya lo han dicho, aquí es la Tierra de la CRAC, a quienes saludo también, a mis amigos, con todo afecto y con todo respeto”, recalcó.

Astudillo Flores afirmó que Guerrero es un estado “plural”, en donde tienen cabida “todos los colores” partidistas, que han “aprendido” a respetarse, y rechazó que existan conflictos políticos.

“Hoy los problemas de Guerrero los colocamos en otra dimensión. Nuestros problemas  y conflictos, hoy siguen siendo la pobreza, pero también combatir a los que se dedican a abusar de más, se llaman delincuentes”, dijo.

El gobernador insistió en que todos los partidos políticos en el estado están “preocupados” en enfrentar el problema de la delincuencia organizada.

“Esta es una tierra que es un icono en el país, por eso ha sido el lugar correcto para venir, como lo es Atoyac y esta montaña, pero que siempre han presentado un gran reto de desarrollo. Guerrero está de pie, pese a todas nuestras dificultades”, insistió.

En ese evento, Sedesol entregó más de 10 millones de pesos a cafeticultores del estado afectados por la plaga de la roya, como parte del programa de empleo temporal.

También se firmó un convenio entre Sedesol federal, gobierno de Guerrero y la empresa Nestlé para venderle café de Guerrero, pues es el principal comprador.