Notimex.- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pidió al Congreso de la Unión que en el análisis sobre el uso del cannabis en México se dé prioridad a su uso para fines científicos y de investigación médica.

Así lo manifestó la funcionaria federal al participar en la XXIII Reunión Interparlamentaria México-Canadá, que se lleva a cabo en la Cámara de Diputados, y destacó que la regulación del cannabis en el país debe ser con una visión en materia de derechos humanos y un enfoque de justicia social, así como de perspectiva de género.

En su intervención en la mesa “La legalización del cannabis. Un proceso en Canadá resultados y enseñanzas“, Sánchez Cordero recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aclaró que la prohibición absoluta del consumo del cannabis ocasiona una afectación intensa al derecho que rige el libre desarrollo de la personalidad y la autodeterminación de los derechos de las personas.

Por ello, anticipó, “debemos darle prioridad al uso del cannabis para fines de investigación médica y científica, pues considero que debe ser un pilar fundamental para obtener los mayores beneficios de la regulación”.

La regulación –continuó– evitará que existan productos que hoy se fabrican de manera ilegal y que se producen sin cumplir las mínimas medidas sanitarias; que la ciudadanía ejerza su libertad y prosperar hacia una política progresista en la materia.

En este sentido, Sánchez Cordero señaló que existen comunidades de campesinos en el país que han sido históricamente criminalizados en razón de la siembra y producción de la marihuana, por lo que destacó la experiencia internacional de Canadá, “que han resuelto la regulación de esta planta, los cuales no sólo tienen acceso a mejor tecnología e infraestructura para su cultivo, sino que también respetan las libertades en sus sociedades”.