Acapulco, Guerrero.- De las 14 inspecciones que ha realizado la delegación en Guerrero de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en su programa de regreso a clases, sólo dos negocios han sido sancionados.

En entrevista, tras la inauguración de la Feria Regreso a Clases 2016, que se desarrolló en el zócalo de Acapulco, el delegado de Profeco, Saúl Montufar Mendoza, explicó que las dos sanciones fueron a igual número de papelerías por incumplir en las normas mexicanas.

“Llevamos 14 verificaciones a estos giros de regreso a clases, de estas 14 solamente en dos papelerías se han encontrado algún tipo de irregularidad por encontrar tijeras que no cuentan con las normas mexicanas”, indicó.

En ese mismo sentido, Saúl Montufar dijo que esta semana también empieza el programa de verificación de escuelas particulares, para evitar “abusos” en pago de colegiaturas e inscripciones.

“Esta semana vamos empezará el programa de verificación de escuelas particulares todo con el objetivo de que estén en forma y no tengan algún tipo de irregularidad en colegiaturas e inscripciones”, señaló.

En cuando a la temporada turística de verano, la cual es su última semana, Montufar Mendoza, informó que recibieron en los distintos módulos: 55 denuncias, de las cuales 28 fueron en contra de líneas aéreas, por no respetar los vuelos.

Mientras que 14 más fueron para líneas de autobuses por no hacer valer los descuentos para alumnos y para maestros.

“Hemos recibido 55 denuncias en estas vacaciones de verano en el puerto de Acapulco las cuales son principalmente para las líneas aéreas indicando que no respetan los vuelos en el caso de los autobuses porque no quieren hacer valido el descuento que tienen para los estudiantes y maestros”, precisó.

Dentro de las quejas de los visitantes, Profeco Guerrero también recibió cinco en contra de hoteles y cinco más hacía restaurantes, en su mayoría por alteraciones de precios y mal servicio, de las cuales todas fueron conciliadas, logrando recuperar 30 mil pesos de rembolso al consumidor.

“Si mira hemos recibido quejas de cinco hoteles y otras cinco para los restauranteros todo esto por mal servicio y cobros excesivos por lo que la Profeco tuvo que intervenir”, apuntó.