Guerrero.- La Dirección de Recursos Naturales y Ecología de Chilpancingo, notificó a los encargados de un templo de la Iglesia Nacional Presviteriana, sobre una sanción económica de alrededor de 5 mil 600 pesos por “maltratar” un árbol.

En un comunicado, el área que dirige Perla Lilian Juárez Moreno, informó que de acuerdo con testimonios de vecinos, serían los encargados del templo religioso quienes habrían cortado parcialmente el árbol, con el objetivo de que se secara.

Este día, personal de la Dirección de Ecología realizó una supervisión en el lugar donde se ubica el inmueble, en la calle Cuatro de la Colonia del PRI, y se percató que el mismo árbol,había sido utilizado para asegurar un puesto metálico de comida rápida.

En el árbol quedó encarnada una cadena, con la que se aseguraba el vehículo metálico.

La autoridad municipal procedería a retirar el puesto móvil durante los próximos tres días hábiles, después de notificar al propietario.

El área municipal intervino en el suceso, tras haber sido informada mediante redes sociales.