México.-En un dramático juego que se definió en un “Ave María”, Nueva Orleans (2-2) le quitó lo invicto a los Vaqueros de Dallas (1-3) al derrotarlos 12-10 en el cierre de la jornada dominical de la semana cuatro de la temporada 100 de la NFL.

A base de cuatro goles de campo, los Santos superaron a unos Vaqueros que no tuvieron su mejor juego, pues solamente totalizaron una ganancia de 257 yardas. Además de que la defensiva de Nueva Orleans detuvo la última serie ofensiva de Dallas que amenazaba con anotar, para concretar su segunda victoria de la temporada.

El mariscal de campo de Dallas, Dak Prescott lanzó en 33 ocasiones y completó 22 de ellas para una ganancia de 223 yardas, sin anotación y una intercepción.

Por tierra Ezekiel Elliott, acarreó el balón en 18 ocasiones y acumuló 35 yardas con una anotación. Mientras que por aire, el vaquero más destacado fue Jason Witten con cuatro atrapadas para 50 yarda y sin anotaciones. El pateador Brett Maher conectó un gol de campo de 28 yardas.

Por los Santos, el quarterback Teddy Bridgewater completó 23 pases en 30 intentos para lograr 193 yardas, sin anotaciones y una intercepción Por tierra el corredor Alvin Kamara tuvo 17 acarreos para 69 yardas sin anotaciones. Por la vía aérea, el receptor Michael Thomas tuvo nueve recepciones para 95 yardas sin anotaciones.

El pateador Wil Lutz conectó cuatro goles de campo, el más largo de 44 yardas.

El juego

En el primer cuarto, las primeras ofensivas de ambos equipos no lograron grandes avances y tuvieron que despejar, pero fue Dallas el que tomó la ventaja 3-0 con un gol de campo de 28 yardas de su pateador B. Maher, pero poco les duró el gustó, pues en la siguiente serie ofensiva de Nueva Orleans, el pateador Wil Lutz conectó su primer gol de campo, este de 40 yardas para igualar la pizarra 3-3.

Ya en el segundo cuarto, tras una serie ofensiva de Dallas detenida por la defensiva de los Santos, Bridgewater condujo a Nueva Orleans hasta zona de gol de campo para que Lutz apareciera de nuevo, en esta ocasión para conectar el gol de campo de 44 yardas para poner 3-6 el marcador.

Dallas trató de responder, pero en su siguiente ofensiva soltó el balón y fue recuperado por los Santos, que tampoco pudieron avanzar mucho y tuvieron que despejar.

De nueva cuenta Dallas volvió a tomar la ofensiva, pero en cuarta oportunidad y una yarda par lograr el primero y diez, su corredor Elliott soltó el balón, lo que permitió a Santos avanzar el balón hasta la zona roja, pero sólo sacaron tres puntos, gracias al tercer gol de campo de Lutz, para de esta forma irse al descanso con la ventaja 3-9.

Al inicio del tercer cuarto Prescott armó una ofensiva de 11 jugadas y 79 yardas, que culminó con el acarreo de una yarda de Elliott para, con el punto extra de Maher, ponerse arriba 10-9.

Al final del tercer cuarto Bridgewater condujo una larga ofensiva para los Santos en las que realizó 15 jugadas, avanzó 62 yardas, pero sólo le redituó tres puntos a su equipo, para ponerse arriba 10-12, gracias a el cuarto gol de campo de Lutz.

Con el reloj en su contra, Dallas no pudo hilvanar una serie ofensiva productora de puntos y le entregó el balón a Nueva Orleans, que comenzó a comerse el tiempo y llegar a la pausa de los dos minutos para obligar a Dallas a quemar sus tiempos fuera para detener el balón, pero una gran defensiva de Dallas detuvo a Nueva Orleans para obligarlos a despejar el balón y darle la última oportunidad a los Vaqueros.

Sin tiempos fuera, Prescott inició la última serie ofensiva desde su propia yarda 14. Y se vio complicado, pero Prescott en tercera oportunidad y 25 lanzó un pase que completó a R. Cobbs, quien dejó el balón en la 48 de su propio campo. Con dos segundos en el reloj, Prescott lanzó el famoso “ave María”, pero el balón fue interceptado por Williams para darle el triunfo a los Santos y con ello quitarle el invicto a Dallas.

En la semana cinco, Dallas se medirá con los Empacadores de Green Bay, mientras que Nueva Orleans se enfrentará a los Bucaneros de Tampa Bay.