Morelos.- El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) se niega a hacer pública la información que la ciudadanía tiene derecho a conocer, principalmente la relacionada con los ingresos económicos del organismo.

Roberto Salinas, codirector del Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas, especializado en temas de transparencia, dijo en entrevista que el 53 por ciento de las solicitudes de información pública que han presentado ante el SAPAC han derivado en recursos de inconformidad ante la negativa del organismo a entregar los datos públicos.

“Hemos generado dos estudios o dos reportes sobre el Sistema y recomendaciones, nosotros esperábamos poder emitir al final de este año un tercer estudio, pero lamentablemente nos han frustrado la posibilidad de que la sociedad tenga más información sobre el Sistema de Agua dado que en esta administración se ha incrementado la opacidad en la entrega de los datos.

“Hasta el día de hoy el 53 por ciento de nuestras solicitudes se han convertido en recursos de inconformidad porque no se nos entrega la información y lo que está sucediendo es que los datos no nos los quiere entregar SAPAC”, dijo Salinas.

Una de las formas con la que SAPAC intenta evadir la rendición de cuentas en el tema de los ingresos del organismo y la forma en la que gasta esos recursos es poner la información a la vista de los solicitantes y no entregarla en formato digital.

“Ellos argumentan que la información nos la van a entregar en sus oficinas, que nos la ponen a la vista y ésa es una forma de negar la información, de intimidar a los ciudadanos para que no acudan por la información, dado que tienen la obligación de entregarlo, en este caso, como lo solicitamos de forma digital del portal de transparencia.

“Esto nos ha impedido, por ejemplo, obtener acceso, tanto a los ingresos, como al gasto de Sapac en todo este año, en los primeros nueve meses que van del año no sabemos de un solo peso de cuánto ha ingresado y cómo se ha ejercido. El tema de las pipas sigue siendo un tema oculto que no se quiere transparentar, es un tema muy delicado porque afecta a una gran cantidad de la población. En general, Sapac se ha convertido aún más en una institución opaca y que niega la información”, expresó.

Ante la resistencia del organismo operador de agua potable de la capital de Morelos a entregar información pública, Salinas dijo que toca al Instituto Morelense de Información Pública y Estadística intervenir y obligar jurídicamente a SAPAC a proporcionar los datos.

“Hoy en día el Instituto de Transparencia tendrá que empezar a aplicar las multas porque no se nos entrega la información.

“Nosotros lo que hemos hecho en este  tiempo, en estos años, es pedir información para hacer un diagnóstico y el diagnóstico que hemos encontrado es que SAPAC ha sido mal administrado, mal operado, incluso con posibles casos de corrupción y para eso es la solicitud de información, para hacerles también recomendaciones de cómo puedan mejorar, pero cuando te están negando la información, cuando no te permiten trabajar también en un esquema  de gobierno abierto, pues llama mucho la atención y lo que creemos es que Sapac quiere continuar con una mala administración, con una mala aplicación de los recursos públicos y eso nos llama mucho la atención y creemos que Sapac no está mejorando”.