México.- Después de meses de litigio y como parte de un procedimiento de ejecución para forzar el cobro de deudas fiscales de 2013 a 2017, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó la aerolínea Interjet.

El SAT designó a una interventora con cargo a la caja. Buscan retener el 10% de los ingresos en efectivo para destinarlos al pago de impuestos pendientes, previo pago de salarios y gastos operativos.

El diario Reforma consultó la sentencia, y aunque fue censurado el monto de la deuda de la aerolínea, se sabe que son créditos de Interjet por los ejercicios 2013, 2014, 2015 y 2017, pagados de forma parcial.

El 10 de julio la aerolínea presentó una demanda de amparo en la que cuestionaba artículos del Código Fiscal que regulan el embargo de empresas para fines de ejecución de créditos fiscales que ya son firmes y exigibles.

El 19 de ese mismo mes, un juez federal concedió a la aerolínea una suspensión provisional contra la designación de la interventora, con la condición de constituir una garantía equivalente al 10% de sus ingresos mensuales en favor del SAT, pero Interjet lo consideró "incosteable".

La empresa argumentó que además de incosteable, "pone en riesgo su estabilidad comercial y económica, ya que el giro que practica, es una actividad cuyas ganancias no son uniformes a lo largo del año, sino que para hacer frente a los gastos económicos en temporadas bajas, deben aprovechar lo obtenido en temporadas altas".

También el juez rechazó suspender la inscripción del embargo de un inmueble de Interjet en el Registro Público de la propiedad.

Interjet impugnó el fallo del juez, pero el 7 de agosto el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa confirmó la decisión.

La aerolínea se había defendido y argumentado que "La anotación de un embargo en el folio mercantil de una sociedad anónima puede producir efectos devastadores en su clientela".

También advirtieron que el embargo podría "provocar una condición de alarma entre sus acreedores, que al enterarse de que la negociación está embargada, tendrán una reacción distinta a la que se espera normal frente a una negociación que pasa por etapas operativas complicadas".