México.- María Elena Ríos Ortiz, saxofonista oaxaqueña atacada con ácido en la cara, denunció irregularidades y un posible encubrimiento de las autoridades en la localización del presunto agresor intelectual, Juan Antonio Vera Carrizal, ex diputado del PRI.

En entrevista para un diario nacional, la joven de 26 años recordó que la Fiscalía General del Estado (FGE) de Oaxaca ofrece una recompensa de hasta un millón de pesos a quien ayude a detener al también ex legislador. De acuerdo con Ríos Ortiz, los datos de la ficha de búsqueda no coinciden con los dados a conocer y acusó que incluso se ha sometido a cirugías para no ser ubicado.

"Esta persona tiene cirugía en la cara; la estatura no corresponde a su físico. Él mide aproximadamente 1.52 metros y en los espectaculares la ponen como alguien de 1.70 y entonces los datos están mal. El tipo sí ha cambiado mucho su apariencia", afirmó.

"Ha habido muchas irregularidades para atrapar a este tipo lo que hace pensar que lo están encubriendo. Se han recurrido a varios lados para que lo puedan localizar; hay dos detenidos que ya declararon. Es el papá y el hijo los autores materiales; (Juan Antonio Vera Carrizal) les pagó 30 mil pesos", dijo la saxofonista.