Ciudad de México.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajo nueve amparos que definirán si las dependencias estatales y federales pueden tener el carácter de víctima en juicios donde no han conseguido que se repare el daño cometido por ex colaboradores del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, y por funcionarios señalados en un desvío de más de 5 mil millones de pesos en la administración de Enrique Peña Nieto.

Los ex servidores públicos han sido investigados y otros procesados por delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y delitos electorales.

Hace unos días, la Corte también atrajo un amparo de la Secretaría de la Función Pública por el caso de Héctor Salvador Salgado Castro, ex subdirector de Coordinación Operativa y Comercial de Pemex Exploración y Producción (PEP), quien fue separado del cargo en enero de 2019, por orden presidencial y en junio del mismo año fue denunciado por un presunto enriquecimiento ilícito por 8 millones 553 mil 948 pesos.

Los amparos en revisión fueron turnados a los ministros Norma Lucía Piña Hernández y Jorge Mario Pardo Rebolledo, quienes elaborarán proyectos de sentencia que serán sometidos a votación de la Primera Sala de la Corte. El fallo que dicten los ministros, en cualquier sentido, sentará un precedente.