El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” ha logrado buenos resultados en el combate a la desnutrición de alto riesgo en beneficios de niños en la Montaña de Guerrero, destacó la Sedesol.

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informó en un comunicado que lo anterior "es resultado de la estrategia instrumentada por la Cruzada Nacional contra el Hambre, gracias al suministro de alimentos a través de Prospera y de la medición de peso y talla".

El investigador del Instituto e integrante del Comité de Expertos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, Abelardo Ávila Curiel, consideró que debe insistirse en lograr una buena integración de todas las instituciones del gobierno para enfocar sus acciones en el territorio y luego en los individuos.

Dijo que hay que buscar que estas intervenciones sean un modelo estándar de trabajo y no una excepción por contingencias, para que todo lo que se hace disminuya la desnutrición infantil a través del mejoramiento del acceso a la alimentación saludable y suficiente.

Es necesario, enfatizó, buscar mecanismos de desarrollo comunitario para abatir la pobreza como integrar circuitos de producción de alimentos, de desarrollo económico, de mejoría del empleo, de vivienda, de servicios en las viviendas, de oferta educativa, de educación para los adultos, de atención humanitaria del parto.

En ese sentido, Ávila Curiel aseveró que “a fin de cuentas de lo que se trata es de articular todo el quehacer gubernamental hasta lograr la confluencia entre lo que la población demanda y lo que ofrecen las instituciones”.

Consideró que un gran auxiliar en esta labor es el Sistema de Focalización del Desarrollo (Sifode), que tiene un avance del 95 por ciento en su instrumentación.

Dicho sistema contiene información detallada de la población en condiciones de pobreza, la cual debe traducirse en atención a las carencias detectadas y en la integración de la información respectiva en materia de salud y nutrición.

Notimex.