Ciudad de México.- En decenas de farmacias de la Ciudad de México el fármaco conocido como dexametasona, señalado en una investigación como eficaz para reducir la mortalidad en pacientes graves de coronavirus Covid-19, comienza a escasear.

Sin embargo, especialistas médicos del Instituto Nacional de Enfermedades (INER) no aconsejan el uso de dexametasona como un tratamiento eficaz contra infecciones virales, y menos como un medio para reducir la mortalidad en casos graves e Covid-19.

Así lo indicó la jefa de Áreas Críticas del INER, Carmen Margarita Hernández, quien explicó que este tipo de esteroides podría aumentar el riesgo de que el paciente quede expuesto a bacterias oportunistas, así como a otro tipo de infecciones, elevaría los niveles de glucosa y provocaría otras complicaciones.

Esta semana, la Universidad de Oxford publicó los resultados de un estudio de laboratorio en los que aseguró que la dexametasona es un fármaco de venta libre que es eficaz en el tratamiento de pacientes graves de Covid-19, al reducir significativamente las posibilidades de morir.

"LA DEXAMETASONA NO DEBE DARSE A PACIENTES CON INFECCIONES, PUES SE ESTÁN GENERANDO FALSAS EXPECTATIVAS DE CURACIÓN Y DE SALVAR VIDAS", expresó en entrevista para Milenio.

Recordó que cuando ocurrió la epidemia de A H1N1, la dexametasona fue señalada como un fármaco que podría empeorar la sobrevida de pacientes con neumonías graves.