Cuernavaca.- De visita en Morelos, María de Jesús Patricio Martínez ,“Marichuy”, vocera del Congreso Nacional Indígena, dijo que el proyecto político que encabeza va más allá de las elecciones del 2018, en las que busca contender por la Presidencia de la República.

En la comunidad indígena de Amilcingo, en el municipio de Temoac, en la zona oriente del estado, Marichuy dijo que después de los comicios de 2018 sigue una fuerte represión en contra de los pueblos y comunidades originarias del País, por lo que aseguró que la mejor estrategia para hacer frente a la embestida de empresas internacionales y gobiernos es reforzar las estructuras sociales.

“Nuestra lucha va más allá del 2018, no estamos pensando nada más de aquí al 2018 y se acabó, después de las elecciones se va a venir una fuerte represión contra nuestras comunidades y se va a venir fuerte el despojo porque ya están concesionadas gran parte de nuestras tierras, ya están pensando de qué manera los ríos los van a usar para empresas que vienen de fuera.

“Están pensando cómo van a abrir nuestras tierras para llevarse los minerales, el oro, el gas, el petróleo, y entonces si no logramos organizarnos nosotros como comunidad, como región y a nivel nacional, a nuestras comunidades las van a golpear, por eso nuestra lucha va más allá inclusive más allá de México”, expresó.

Luego de escuchar los testimonios y críticas que pobladores de Tepoztlán y Huexca externaron en torno a los proyectos impulsados por el Gobierno del perredista Graco Ramírez, la aspirante presidencial dijo que la lucha de las comunidades debe llevarse a cabo como cuando se organiza una fiesta patronal en los pueblos.

“La mejor manera es acordarnos cuando se hace una fiesta en la comunidad, ahí se olvida que están peleados o están divididos por los partidos, están todos conviviendo, estamos todos alegres.

“De eso se trata, de reforzar la estructura de nuestra comunidad y a la vez tener ese acercamiento con las demás comunidades hermanas, ése es el mensaje, nuestra lucha va a surgir, no de arriba para abajo, sino de abajo para arriba, tenemos que organizarnos desde abajo si queremos seguir existiendo, si queremos seguir conservando la lengua, el vestido, las fiestas, la propia forma de organizarse, ésa es nuestra propuesta y es lo que vamos a defender, la vida, la organización”, dijo.

Al concluir su discurso, la vocera del Congreso Nacional Indígena evitó responder preguntas de periodistas. "Marichuy" salió de Amilcingo escoltada por un grupo de mujeres para trasladarse al municipio de Tepoztlán.