Ciudad de México.- La prohibición para vender boletos a personas que lleven consigo a niños menores de tres años de edad no sería responsabilidad de la sala Campeche VIP de Cinépolis, sino del reglamento municipal.

La empresa informó a través de un comunicado que la prohibición “no es una política de Cinépolis, sino una disposición establecida en el Reglamento de Espectáculos públicos para el municipio de Campeche”.

A la letra, el Artículo 67 contenido en dicho reglamento señala que “queda estrictamente prohibida la venta de boletos a personas que lleven consigo a niños menores de tres años a funciones teatrales y cinematográficas”.

Además, dicho artículo considera que si alguna persona acompañada de un niño de edad menor menor a los 3 años llegara a adquirir boletos para ingresar al espectáculo, ya fuera por engaño o por terceros, no se le permitiría entrar o si lograra ingresar podría ser expulsado y sin derecho a exigir el reintegro del importe pagado por el boleto.

La imagen del cartel generó controversia entre quienes consideran que la clasificación de las películas tienen una finalidad y entre quienes consideran que se trata de una forma de discriminación económica, dirigida a aquellos que no tienen en su propuesto la oportunidad de delegar el cuidado de los niños menores de tres años a una niñera.