Oaxaca.- Personas heridas, entre ellos maestros y dos policías, fue el saldo del enfrentamiento entre integrantes de la Sección 22 de la CNTE con policías estatales, al pretender ocupar el zócalo de la ciudad de Oaxaca, en donde se realizaría el Grito de Independencia, que al final fue suspendido.

De acuerdo con las autoridades, alrededor de las 20:05 horas de este jueves, los maestros buscaron ingresar al zócalo, pero policías estatales antimotines se lo impidieron, lo que generó un enfrentamiento entre ambas partes.

Los policías arrojaron gas lacrimógeno en contra de los maestros, y ellos les lanzaron cohetones. El hecho se dio en la intersección de las calles Guerrero y Armenta y López del Centro Histórico.

El gobierno de Oaxaca condenó los hechos de violencia, y responsabilizó a la CNTE de esa situación.

Indicó que las fuerzas estatales de seguridad repelieron la agresión, logrando dispersar a las 20:17 horas al grupo radical de manifestantes integrado por unas 600 personas.

Los heridos, detalló, son Roque González González y Aldahir García Reyes, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) que presentan quemaduras en brazos, pecho y cara por cohetones.

Además está un civil con lesiones leves que fue trasladado al Hospital Regional del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de Oaxaca para su valoración y atención médica.

Agregó que en el operativo de seguridad implementado por el gobierno estatal y la Policía Municipal participan dos mil elementos desarmados, portando equipo táctico y escudos de protección, con el apoyo de 50 vehículos.

En el comunicado el gobierno oaxaqueño exhortó a los integrantes de la CNTE no afectar la fiesta de Independencia que durante seis años se ha desarrollado en un clima de paz y concordia social.