El secretario general del ayuntamiento Daniel Meza Loeza aceptó que las tuberías que administran el agua potable a la ciudad “tiene años que es la misma” y que no permite el abastecimiento completo, sobre todo a las colonias y partes altas de la ciudad.

“Sabemos que la tubería tienen años y cuando se llega a poner el servicio con la capacidad que tiene inmediatamente se hacen fugas. Se nos va más agua en fugas que en tandeo. Lógicamente se tiene que implementar un programa emergente de tuberías”, reconoció.

Sobre si el ayuntamiento tiene conocimiento de que la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), mantiene un adeudo de 37 mil 675. 09 pesos con la Capama por el servicio de agua potable durante 19 meses, dijo que “se aspira a sanear” las finanzas de la paramunicipal para ayudar al ayuntamiento poco a poco”. Como esos adeudos “nos llegan de muchas empresas y si no las conocemos nos hacen llegar los requerimientos”.

Entrevistado tras poner en marcha el módulo para la recaudación y cobro del servicio de la Capama en una tienda de autoservicio de la Costera este día, el secretario informó que se tienen pláticas con las empresas morosas que mantienen adeudos con la Capama.

“Es un servicio noble el que se presta, como otros servicios que si no se pagan de manera puntual nos hacen el corte del servicio. En la Capama, hay años atrasados y siguen teniendo el servicio. Más bien, es invitarlos a que paguen”, llamó.

Dijo que los negocios que aún adeudan el pago del servicio no han sido notificados y que no tenía el número exacto de cuántos son pero que lo importante es “llegar a un acuerdo”.

“Hay platicas con ellos, hasta ahorita no han sido notificados. No se tiene el dato exacto de los hoteles o negocios morosos. “No es la intención de afectar,  sino de llegar a un acuerdo. Por costumbre han tenido el servicio y buscan la forma de no pagar o pagar menos”.