Alumnos de la generación Sangre, resistencia y esperanza, de la Normal Rural de Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla, Guerrero, celebraron su clausura en las instalaciones de su escuela, y fueron apadrinados por varios intelectuales de izquierda, encabezados por la escritora Elena Poniatowska.

Se trata de la generación 2011-2015, que incluye a 119 alumnos y que representan la primera graduación en esta normal desde los acontecimientos del pasado 26 de septiembre, en el que 43 alumnos fueron desaparecidos en las inmediaciones del municipio de Iguala.

Por ello, la dirigencia estudiantil de la escuela reiteró su exigencia de que se presente con vida a los normalistas desaparecidos, y manifestaron el espíritu de lucha que representa su institución.

Por su parte, el director del plantel, José Luis Hernández Rivera, dijo:

“Esta es una ceremonia marcada por las ausencia de 43 jóvenes que permanecen desaparecidos desde la jornada del 26 de diciembre, tras los ataques de policías y delincuentes en la cabecera municipal”.

Por su parte, los padrinos fueron la feminista Marta Lamas; los escritores Juan Villoro, Armando Bartra y Luis Hernández Navarro; los cineastas Alejandro Bichir y Gabriel Reyes Balzaretti; el caricaturista, Rafael Barajas ‘El Fisgón’; y el actor Héctor Bonilla.

Estos, destacaron que la normal de Ayotzinapa representa “unas esperanza de lucha por la libertad en México”, y destacaron que los sucesos del Caso Iguala son “una herida que no ha sanado”.

Sin embargo, pidieron a los egresados que enseñen la esperanza y la alegría a sus futuros alumnos, y no el odio pues, de no ser así, el autoritarismo habrá ganado.

Las inmediaciones del plantel fueron resguardadas por integrantes de la policía de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).