Morelos.- Luego de desinstalar el hospital móvil de Jojutla porque no resistió las primeras lluvias de la temporada, el gobierno de Cuauhtémoc Blanco construyó una plancha de cemento para evitar que el nosocomio que costó 14 millones de pesos se inunde.

“Servicios de Salud de Morelos (SSM) informa que se concluyeron satisfactoriamente los trabajos de construcción que coadyuvarán a evitar que las lluvias generen afectaciones en el Hospital Móvil ubicado en el municipio Jojutla”, informó el gobierno estatal.

La semana pasada el hospital tuvo que ser retirado pues el agua afectó las instalaciones.

“De manera temporal se está desmontando el hospital móvil ubicado en Jojutla, ya que se colocará una plancha de concreto, la cual coadyuvará a evitar que las próximas lluvias afecten el funcionamiento del mismo”.

Este hospital tuvo un costo de 14 millones de pesos.

Antes de ser instalado en Jojutla para atender a pacientes con padecimientos distintos a COVID-19 de la región, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo lo utilizó para grabar un spot publicitario de su gobierno.

Ante el retiro del hospital, las autoridades estatales habilitaron la mitad del centro de salud del municipio, ubicado en el mismo predio, para brindar el servicio que prestaba el nosocomio móvil.

Durante el fin de semana se construyó la plancha de cemento de 30 metros de largo por 6.60 de ancho y una altura de 25 centímetros que servirá para elevar el piso y evitar inundaciones.

“Una vez que seque el concreto, en un lapso de 48 horas, se estará en condiciones de volver a instalar la unidad móvil.

“Cabe señalar que en ningún momento la consulta a pacientes no COVID ha sido afectada, ya que el Centro de Salud de Jojutla, ubicado en el mismo predio, a un costado de la Jurisdicción Sanitaria 2, fue habilitado en un 50 por ciento para brindar la atención médica correspondiente”, informó el ejecutivo estatal.