Chilpancingo, Guerrero.- Usuarios del comedor comunitario "Doña Viky y Don José", instalado en el barrio de San Antonio, en Chilpancingo, a causa de la crisis alimentaria por el Covid-19, denunciaron la intoxicación de varias personas tras consumir alimentos caducados.

En conferencia de prensa realizada este martes a las afueras de ese comedor, los denunciantes precisaron que estos hechos comenzaron a suscitarse desde hace 15 días, específicamente por comer platillos como "huevo" y "barbacoa" en "mal estado".

Los vecinos no precisaron el número de personas afectadas por esta problemática, algunos de los cuales acudían al comedor desde otras colonias de la ciudad.

También acusaron la falta de transparencia de recursos de parte de "Doña Viky" Merino Delgado, principal encargada del comedor, a quien, el diputado local perredista Alberto Catalán Bastida, habría dado un monto de 10 mil pesos para comprar insumos para preparar los alimentos.

Sin embargo, manifestaron usuarios, dichos alimentos han resultado caducados, lo que ha provocado la intoxicación de varias personas; además, agregaron, los platillos han sido repartidos incompletamente.

El comedor comunitario que lleva por nombre "Doña Viky y Don José", fue uno de los primeros comedores instalados el 4 de mayo en el barrio de San Antonio, en Chilpancingo, para mitigar la crisis alimentaria que padecen miles de familias causa del Covid-19.

En entrevista, "Doña Viky" recordó que fue ella junto con sus hijos e hijas que en un principio instalaron el comedor con recursos propios, y que días después de sumaron organizaciones sociales y algunos personajes del sector político.

Entre ellos, dijo la señora, el exgobernador Ángel Aguirre Rivero, el diputado local perredista Alberto Catalán Bastida y el titular del Instituto Guerrerense de la Infraestructura Física Educativa del gobierno estatal, Jorge Alcocer Navarrete.