El fiscal general de Guerrero, Miguel Ángel Godínez dijo que se está investigando a quien haya podido ser responsable de la alteración de pruebas en el caso de los médicos y el abogado desaparecidos el pasado 19 de junio en la zona rural de Acapulco.

“Estamos investigando, estamos adecuando las conductas que ocurrieron por parte de servidores públicos y ver en qué tipo penal encuadran estos hechos”, aseguró, en entrevista con un noticiero nacional.

Sobre las irregularidades que este martes señaló con respecto a las mediciones de los cuerpos por parte de integrantes de Semefo, en donde se alteró la altura de los cuerpos por alrededor de 15 centimetros; así como de que un policía estatal portaba el celular de una de las víctimas, el funcionario estatal recordó que la Semefo de Guerrero es la única en el país que depende de la Secretaría de Salud, y no de la Fiscalía del estado.

“No tengo el control ni las riendas de los expertos médicos, y es sobre estos médicos y policías que se pide mi renuncia. Entonces, aquí hay algo muy extraño”, reprochó.

Ante esto, aseguró que la Fiscalía trabaja siempre con la verdad, y recordó que actualmente se investiga en torno a la búsqueda de los culpables de la desaparición y asesinato de los profesionistas.

“La investigación que tenemos ahorita es en contra de quienes son los culpables de este hecho lamentable; tenemos en las instalaciones del Servicio Médico Forense los cuerpos de los médicos y el abogado, se tiene esa certeza científica y jurídica”.

Dijo que los trabajos se han reducido de cinco líneas de investigación a dos; y anunció que existen posibles imputados.

“Todavía no existe la certeza jurídica, pero ya tenemos por ahí unas cuestiones que tienen que ver con la realidad histórica”, dijo.

Además, recordó que se están realizando trabajos de apoyo a familiares de víctimas de estos delitos y comentó que se está pidiendo apoyo tan a instancias nacionales como internacionales en materia de desaparición de personas y fosas clandestinas.

Sobre los resultados de la Procuraduría General de la República (PGR), quien realizaría nuevas pruebas para determinar la identidad de los cuerpos hallados en las inmediaciones de la comunidad de Santa Bárbara, en Chilpancingo, dijo desconocer hasta el momento los resultados.

“Desconozco, a mi todavía no me ha informado la PGR de los resultados. Desconozco si ya los tengan o no los tengan”.

No obstante, recordó que un segundo dictamen en materia de genética solicitada tanto por los familiares como por él, confirmó los resultados a la FGE respecto a que los cuerpos corresponden a los desaparecidos, y señaló que la situación que prevalece en el estado obliga a ponerse “en los zapatos” de los familiares.