México.-Una de las mejores imágenes que nos dejó el fin de semana deportivo se dio en medio oriente, cuando en el Campeonato Femenino de la Federación de futbol de Asia Occidental, a una jugadora musulmana se le cayó el Hiyab, la prenda con la que cubren su cabeza por motivos religiosos y de inmediato sus rivales la ayudaron cubriéndola.

La norma musulmana indica que las mujeres no pueden mostrar su cabeza para no despertar los deseos carnales de los hombres y en los últimos años, varios grupos islámicos han puesto como castigo latigazos en lugares públicos a las mujeres que no usen el atuendo.

Sabiendo lo importante del uso del Hiyab, cuando a la futbolista se le salió la prenda en pleno partido, las rivales la rodearon para que no la observaran y le auxiliaron para volver a cubrir su cabeza.

La noble acción despertó el aplauso de los presentes y el agradecimiento del equipo musulmán. El video ya se ha hecho viral en redes sociales y ha generado miles de comentarios positivos para las chicas que actuaron de forma empática, sin importar la religión que siguen dentro de la cancha.