Cuernavaca, Morelos.- Familiares de Mariana, la joven estudiante de 21 años de edad asesinada por dos alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), colocaron su fotografía en el memorial de las víctimas de la violencia instalado en el acceso principal de la sede del Poder Ejecutivo estatal.

La fotografía, en la que Mariana posa con una blusa blanca con estampado de flores y un pantalón de color negro, fue colocada en medio de otras imágenes de personas que han muerto a manos de criminales.

Tras la instalación de la fotografía, Daniel Méndez, primo de Mariana y quien ha participado en las investigaciones del caso, criticó la postura del rector de la Máxima Casa de Estudios de Morelos, Gustavo Urquiza, quien cuestionó la detención de los estudiantes en el interior de las instalaciones de la Preparatoria 1, donde estudiaban los asesinos.

“JusticiaPara Mariana, ése fue el hashtag que iniciaron las autoridades universitarias, reclamaban que la Fiscalía hiciera su trabajo y diera a toda costa una identidad de los implicados en el feminicidio de Mariana. Como universitarios nos sentimos decepcionados e indignados con la postura que el señor rector Gustavo Urquiza ha tomado en torno a este lamentable hecho en el cual a una joven  le fuera arrebatada la vida de la manera más cruel e inhumana que existe.

“Es ahí cuando me pregunto ¿acaso es mejor proteger a un asesino que a una familia? Pues tal pareciera que sí. El rector Urquiza ha mantenido una postura hostil e indiferente al dolor ajeno, al dolor que siente una madre por la muerte de su hija en donde resulta más fácil proteger a los delincuentes que a una familia cuya vida jamás será la misma”, manifestó Daniel.

La postura de Urquiza fue comparada con la del ex rector Alejandro Vera, quien encabezó la exigencia de exhumar los cadáveres enterrados ilegalmente en fosas clandestinas por el gobierno de Graco Ramírez.

“Como egresados de la UAEM aún no podemos asimilar el error que las autoridades universitarias cometieron al designarlo como rector, a una persona a quien el dolor ajeno le vale, quien prefiere gastar su tiempo en brindar asesoría legal a unos asesinos, le quedó grande el puesto al defensor de delincuentes, esa silla que dejó el ex rector le quedó muy grande.

“Mientras el ex rector gastó tiempo, dinero y esfuerzo en levantar la voz por los indefensos, apoyando con todos los recursos existen a miles de víctimas en los muy conocidos asuntos de las fosas de Tetelcingo y Jojutla, este seudo rector gasta su tiempo en la defensa de los malditos asesinos. Señor rector, pedimos congruencia entre la misión de la universidad y sus acciones porque con sus comunicados ahora sentimos vergüenza e indignación por lo que usted hace, porque sus alumnos mataron a Mariana, mataron a una deportista , una chica con ilusiones, con una vida por delante”, dijo el primo de Mariana.

Para manifestar su rechazo a la postura que la UAEM y su rector asumieron en este caso, amigos y familiares de Mariana convocaron a participar en una marcha este lunes frente a las oficinas de la Rectoría dela Máxima Casa de Estudios de Morelos.