Los ministros de asuntos exteriores de México, Indonesia, la República de Corea, Turquía y Australia (MIKTA), celebraron la determinación de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGONU) para enfrentar el flagelo del extremismo violento.

A través de un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en conjunto con MIKTA, detallaron que el extremismo violento no puede y no debe asociarse con religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico alguno.

En ese sentido, destacaron que el Plan de Acción del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, envía un mensaje firme de que la comunidad internacional está unida en torno a la causa de enfrentar dichas actitudes violentas.

Agregaron que las consecuencias horrendas de tales actos abarcan al mundo entero, incluidos los países pertenecientes a MIKTA; y que sólo mediante la acción concertada a nivel global, regional y nacional, y mediante el cumplimiento de obligaciones, se podrá tener éxito en poner fin al odio, la intolerancia y la violencia.

Las acciones, dijeron, deben incluir necesariamente la atención a las condiciones conducentes al extremismo violento y al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones.

A su vez, agregaron que durante su sexta reunión que se realizó el 26 de septiembre de 2015, los ministros de MIKTA decidieron fortalecer su cooperación para enfrentar el terrorismo y encarar el extremismo violento, además de apoyar esfuerzos para fortalecer la buena gobernanza, la democracia y los derechos humanos.

Notimex