Chilpancingo, Guerrero.- En la sesión de este martes del Congreso local, las fracciones parlamentarias del PRD y Movimiento Ciudadano (MC), y la representación de Morena, se pronunciaron en torno a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y exigieron su presentación con vida, que las autoridades no dejen en la impunidad los hechos, y justicia para todas las víctimas.

Sin embargo, las fracciones del PRI, Partido Verde, y las representaciones del PT y PAN no se pronunciaron al respecto.

No obstante las exigencias de justicia, los llamados y acompañamientos de instituciones internacionales y nacionales  para resolver el caso Iguala, la fracción de MC señaló deficiencias en las instancias de procurar y administrar justicia, tanto de la federación, como en el estado.

La diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez se sumó a la exigencia de justicia y presentación con vida de los normalistas desaparecidos, y criticó la alianza que hizo el PRD con el PRI, el Partido Verde y el Partido Encuentro Social (PES) en la Cámara de Diputados federal para bloquear las investigaciones sobre el caso Iguala.

“Aquí el dirigente del PRD dice una cosa, pero los legisladores federales de su partido dicen otra, y eso es muy grave, tienen claro que quieren sepultar todo lo que haya realizado el GIEI,  y eso es inadmisible y absurdo”, señaló.

Y es que ayer, la Junta de Coordinación Política del Congreso federal, presentó un punto de acuerdo propuesto por el PRI, y avalado por el PVEM, PES y PRD para que la Comisión de seguimiento al caso Iguala cambie el objetivo de su creación,

Esto en lugar de dar seguimiento a los trabajos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que sólo se enfocará a las obligaciones del Estado mexicano, particularmente en atención a víctimas.

Por lo que la legisladora de Morena, añadió que los familiares de los 43 normalistas desaparecidos “no se merecen este carpetazo dado ayer en San Lázaro”, por lo que llamó a los diputados locales del PRD a que repudien la alianza que ayer formaron los legisladores federales.

En seguida, subió a tribuna la diputada del PRD, Rosa Coral Mendoza Falcón, para fijar postura a nombre de la fracción, pero no respondió a las críticas realizadas por Morena.

Dijo que el PRD ha hecho los “señalamientos pertinentes sobre el caso Iguala”, y ejemplificó que desde el Congreso local solicitaron que el GIEI no saliera de México, como lo determinó el gobierno federal, y continuara con las investigaciones realizadas durante un año.

Recalcó que a dos años de los hechos, las autoridades no han generado una respuesta a la demanda de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, y por el contrario, sólo han dado evasivas, y una verdad histórica a modo.

Comentó que el daño ocasionado a las víctimas de los hechos violentos ocurridos hace dos años en Iguala no sólo es ocasionado a las familias, y a las víctimas, sino a toda la sociedad, porque se demuestra que las autoridades son incapaces de brindar seguridad a los ciudadanos.

“Estamos en un clima de incertidumbre, ante la falta de un Estado de derecho en que las autoridades sólo nos ofrecen argumentos de falta de capacidad financiera, pero no soluciones”.

“Necesitamos un clima de seguridad para salir a  trabajar, ir a la escuela, por ello,  exigimos a las autoridades estatales y federales, a las encargadas de administrar justicia, que atiendan la demanda ciudadana, que pongan la maquinaria jurídica para que las investigaciones lleguen al término”, reprochó la perredista.

Por MC, Ricardo Mejía Berdeja, dijo en tribuna que de acuerdo al pronunciamiento de la CNDH, al cumplirse dos años del caso Iguala, la Fiscalía General del Estado (FGE)  no ha atendido ninguna de las tres recomendaciones que le hizo el organismo; mientras que, la Procuraduría General de la República (PGR) sólo ha atendido, totalmente,  8 de las 47 que le fueron giradas.

Detalló que en el informe de la CNDH se especifica que hasta el pasado 22 de septiembre, este organismo giró 57 observaciones y propuestas a la PGR, a la FGE, a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), y al Ayuntamiento de Iguala,  y resaltó las omisiones de las instancias de procuración de justicia.

Añadió que en las tres recomendaciones a la FGE, la CNDH solicitó la dictaminación del origen de las lesiones provocadas en el rostro del normalista Julio César Mondragón, quien la mañana del 27 de septiembre de 2014 fue encontrado muerto con el rostro desollado, y le solicita un informe en el que se especifiqué el destino final de la ropa que tenía puesta.

También le pidió reforzar los medios de convicción en los juicios que lleva en contra de los 22 agentes de la Policía municipal de Iguala, “porque seguramente advierte la Comisión deficiencias en las consignaciones y en los juicios que se siguieron”.

El legislador particularizó el caso de la desaparición de los 43 normalistas, pues acusó que desde sectores del gobierno federal y de la PGR insisten en mantener la “verdad histórica” que informó en el ex procurador Jesús Murillo Karam, sosteniendo que los responsables de los hechos fueron policías municipales de Iguala en complicidad con el grupo delincuencial Guerreros Unidos, y que los estudiantes fueron calcinados en el basurero de Cocula.