Chilpancingo, Guerrero.- Un bloque de diputados, autoridades municipales y militantes de Morena, encabezados por el delegado del gobierno federal en la entidad, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, acordaron no interferir como partido en las próximas visitas del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En el encuentro, la militancia se manifestó en contra de un grupo de detractores al interior del partido, liberados por Marcial Rodríguez Saldaña, quien hace días arremetió contra los diputados de Morena por no haber aprobado el presupuesto de egresos estatal.

A través de su cuenta de Facebook, el diputado Luis Enrique Ríos Saucedo señaló que la reunión de ayer sábado fue para dar respaldo a la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso del Estado y al delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, así como al líder de la bancada Antonio Helguera.

Otro de los acuerdos, fue el de respetar la decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, en la designación del próximo delegado del partido en la entidad, quien estará en el cargo por un periodo de un año.

Para la siguiente visita del presidente de la república, se acordó entre los presentes “no interferir como partido” en la visita oficial del próximo 11 de enero y “evitar el protagonismo partidista y acompañar decididamente, pero con discreción”.

En el encuentro estuvieron presentes nueve diputados locales: Moises Reyes Sandoval, Zeferino Gómez Valdovinos, Nilsan Hilario Mendoza, Antonio Helguera Jiménez, Blanca Selene Armenta Piza, Saida Reyes Iruegas, Mariana García Guillén, Luis Enrique Ríos Saucedo y Norma Otilia Hernández Martínez.

También acudió el síndico de Acapulco, Javier Solorio Almazán, el alcalde suplente de Tlapa, Marco Antonio Morales García y el representante electoral de Morena ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) Sergio Montes Carrillo.