México.- Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, señaló que la medida arancelaria anuncia por el gobierno de Estados Unidos al acero estructural del México es preliminar y puede revertirse.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario federal explicó que los aranceles del 30.58% son una medida antidumping promovida por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, que puede eliminarse una vez que la dependencia termine con su investigación, el próximo 24 de enero de 2020.

Explicó que el arancel compensatorio más alto (30.58%) se aplicó a 4 empresas: Acero Tecnología, Construcciones Industriales Tapia, Estructuras Metálicas la Popular, además de Operadora CICSA- Swecomex. Esta última es subsidiaria de Grupo Carso y no hace exportaciones al mercado de Estados Unidos.

Además, a la empresa Building Systems se le aplicó un arancel compensatorio de 10.58%; y para la empresa Corey, una compañía con importantes envíos de acero estructural fabricado a Estados Unidos, la cuota fue de 0%.

El subsecretario Seade también aclaró que la medida no está relacionada con el tema migratorio, y sólo responde a un procedimiento normal dentro de la relación comercial entre dos países.

Ante el anuncio de nuevos aranceles impuestos al acero estructural mexicano, la Secretaría de Economía (SE) anunció que continuará apoyando a las empresas mexicanas involucradas en el procedimiento antidumping.

Expuso que los nuevos aranceles impuestos al acero estructural mexicano son parte de la investigación "habitual" del Departamento de Comercio de Estados Unidos, y ésta se realiza cuando una industria se siente afectada por importaciones que considera se realizan por medio de prácticas desleales (dumping y subsidios).

El 4 de marzo de 2019, indicó, el Departamento de Comercio estadounidense publicó en el Federal Register el inicio de la investigación antidumping y antisubvenciones relativa a las importaciones de aceros estructurales procedentes de México, Canadá y China, la cual fue solicitada por el American Institute of Steel Construction Full Member Subgroup.

Este miércoles, el Departamento de Comercio de Estados Unidos decidió de manera preliminar imponer aranceles al acero estructural de China y México, luego de los primeros resultados sobre una investigación que determinó que ambos países habían violado sus leyes antidumping.

Tras encontrar que China y México vendieron dicho producto a precios inferiores al valor del mercado, Estados Unidos decidió imponer aranceles de hasta 141 por ciento al acero estructural chino y de hasta 31 por ciento al mexicano.