El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, honró hoy a las víctimas del terrorismo del presente y del pasado en Kenia y ofreció el apoyo de Estados Unidos en la lucha contra este flagelo que emana de la vecina Somalia.

Durante una visita de trabajo a Kenia, previa a la que el presidente Barack Obama realizará en el verano próximo, Kerry depositó este lunes una ofrenda floral por las víctimas del atentado del 7 de agosto de 1998 contra la embajada de Estados Unidos en Kenia.

En un discurso en el lugar del atentado en Nairobi, que coincidió con un ataque similar a la representación diplomática en Tanzania, que dejó 224 muertos, el funcionario también recordó a las 148 personas masacradas el mes pasado en la Universidad de Garissa, este de Kenia.

Ante un grupo de funcionarios y civiles kenianos, el jefe de la diplomacia estadunidense condenó las acciones terroristas, que afirmó buscaban destruir las relaciones entre los ciudadanos estadunidenses, kenianos y tanzanos, “pero fracasaron”, subrayó.

"Los terroristas siempre fracasarán. Pueden reducir un edificio a escombros. Y sí, incluso pueden privar a la gente inocente de su vida, Pero ellos no han destruido lo que vale la pena, lo que realmente hace que la vida valga la pena", indicó.

El diplomático estadunidense condenó las acciones terroristas de diversos grupos terroristas, como la red Al Qaeda, el grupo somalí Al Shabab, el negeriano Boko Haram y el extremista Estado Islámico (EI), que opera en Siria e Irak.

Kerry destacó que tanto los estadunidenses, como los kenianos, tienen el poder para luchar contra esos grupos extremistas, que afirmó, están destinados al fracaso, "a través de nuestra unidad y nuestros ideales", según un reporte de la televisión árabe Al Yazira.

"El futuro no pertenece a ellos. El futuro pertenece a los niños que están riendo y jugando ahora en las calles de Nairobi, de Nueva York, de Kano, de Dar es Salaam, de Mogadiscio, de Garissa", expresó en alusión a algunas ciudades que han sido blanco de los terroristas.

Poco ante de su discurso, Kerry se reunió con el personal de la embajada de Estados Unidos en Nairobi, entre ellos con varios empleados que sobrevivieron al ataque de hace 17 años, y elogió sus esfuerzos por su labor diaria.

El secretario de Estado de Estados Unidos llegó la víspera a Nairobi, para una visita oficial de dos días, que estará centrada en el combate al terrorismo regional, en especial contra los militantes de Al Shabab que han perpetrado ataques en Kenia.

De acuerdo con fuentes diplomáticas kenianas, durante su visita el jefe de la diplomacia estadunidense sostendrá varias reuniones bilaterales con el presidente Uhuru Kenyatta, en las que tratará temas de seguridad y derechos humanos, la violencia en Sudán del Sur y en Burundi.

Kerry también se reunirá con otros funcionarios de gobierno, líderes empresariales, opositores y representantes de organizaciones de ayuda humanitaria y de la sociedad civil. (Notimex)