México.- Con 20 meses sin una sola Oferta Pública Inicial (OPI, la primera venta de acciones de una empresa al público), México registra uno de los peores desempeños en operaciones bursátiles a nivel internacional.

Esto obedece a la continua agitación económica y política en la región y el clima de incertidumbre económica mundial, de acuerdo con especialistas.

En toda América Latina se presenta esta situación, pero el problema en México es más pronunciado.

Los directores de las dos bolsas de valores que operan en México, María Ariza, de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), y José Oriol Bosch, de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), coinciden en que la actual sequía está directamente relacionada con la incertidumbre que impera en la economía global, sumada a la que se creó con la llegada del actual gobierno.

“Es la primera vez en la historia en que tenemos dos bolsas de valores enfocadas en promover el mercado bursátil y que el resultado de crecimiento es cero", resaltó por su parte Carlos Ponce, socio Fundador de SNX Constructores de Patrimonio, empresa especializada en mercados financieros.

La nueva BIVA ha logrado sólo traer algunas emisiones de deuda y a inicios de este año destapó la que sería su primera oferta pública inicial: un SPAC (empresa de adquisición de propósito especial) de la mexicana Bricks que debutaría en marzo, pero hasta ahora no hay fecha de salida.

De acuerdo con Baker & McKenzie, en toda AL sólo hubo dos OPIs durante el primer semestre de 2019, en los mercados de Brasil y Chile. En México la última fue de Grupo México Transportes, división de la minera GMéxico, en noviembre de 2017.

Durante el primer semestre del año se levantaron recursos a través de OPIs por 243 millones de pesos, 95 por ciento menos en valor y 71 por ciento menos en volumen, respecto al mismo periodo del año pasado, refiere Baker.