México.- En los últimos cinco años, el promedio de hectáreas de cultivos erradicados de marihuana y amapola al mes presentan sus niveles más bajos. Así, de enero hasta el 9 de mayo de 2019, el Ejército destruyó 615.5 hectáreas de marihuana, es decir, promedio mensual de 143.1 hectáreas, lo que representa una reducción de 70%respecto al mismo periodo de 2014 y de 32.8% en el mismo lapso de 2018.

De acuerdo con Milenio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que en cinco años la ubicación de los campos erradicados de esta droga cambió de manera significativa. Pues mientras en 2014 los 10 municipios con más sembradíos destruidos del país se encontraban en la zona del Triángulo Dorado, conformada por los estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango.

Para 2019 los cultivos de marihuana tiene otro panorama, con una mayor diversificación, pues ahora se siembra en grandes cantidades tanto en el norte como en el sur del país, específicamente en Oaxaca con seis municipios.

En 2018, el estado con mayor extensión de marihuana destruida a nivel nacional fue Sinaloa con 774 hectáreas, seguido muy de cerca por Oaxaca con 668 hectáreas. En Durango y Chihuahua se registró la erradicación de 431.7 y 408.4 hectáreas de mota, respectivamente.

Las cuatro entidades en conjunto concentraron casi 90% de toda la superficie arrasada que servía para cultivar la droga más consumida en México.