México. Regeneración.- El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), afirmó que las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), gastaron más de 21 mil millones de pesos en programas sociales opacos, no se sabe a quién se entregan o cuáles son los beneficios.

El Coneval consideró que 24 programas de ambas dependencias se operaron con opacidad, deficiencias básicas en su diseño y sin indicios de que tienen un efecto favorable.

Informó que entre 2017 y 2018, en Sedatu se gastaron más de 8 mil 354 millones de pesos en ocho programas sociales que no tenían clara la población objetivo, sus estrategias de cobertura o diagnósticos completos del problema por el que fueron creados.

Sumado a ello, la Sedatu incumplió con la cuantificación de recursos y la población atendida, lo que impidió transparentar recursos.

El Coneval señaló que Sedesol operó el año pasado 18 programas sociales, de los cuales 16 registraron problemas de diseño y operación que, en muchos casos, impidieron conocer su impacto.

A través de estos 16 programas, informa el organismo, la dependencia erogó más de 13 mil 390 millones de pesos. Los dos programas restantes son Prospera, cuyo presupuesto ascendió a más de 64 mil 670 millones, y Pensión para Adultos Mayores, que ejerció 30 mil 521 millones.

De acuerdo con las evaluaciones, Sedesol gastó cuantiosos recursos en intervenciones que ni siquiera cuentan con diagnósticos que les permitan determinar los problemas a atender o con mecanismos para medir su impacto en las poblaciones objetivo.

“No cuenta con un diagnóstico de política pública en el que se defina el problema público que espera atender con su intervención”, asegura el Coneval sobre el Programa de Abasto Social de Leche a cargo de Liconsa.

"El programa no ha realizado evaluaciones externas que permitan identificar los resultados logrados en la población beneficiaria así como su efectividad en la atención del problema público que pretende atender”, dice respecto al Seguro de Vida para Jefas de Familia, creado en esta Administración.

En el año de evaluación, los titulares de las dependencias fueron Rosario Robles de Sedatu y Luis Enrique Miranda Nava, de Sedesol.