Chilpancingo, Guerrero.- El titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina) del Gobierno estatal, Tulio Samuel Pérez Calvo, manifestó que no tienen facultad para realizar acciones contra los exfuncionarios de la administración del alcalde Evodio Velázquez, por el desvío de más de 146 millones.

Entrevistado en el Palacio de Gobierno en Chilpancingo, el funcionario estatal informó que la Sefina no puede realizar acciones contra particulares y adelantó que buscará al auditor, Alfonso Damián Peralta, para aclarar la situación.

Y es que, la semana pasada el titular de la Auditoría Superior del Estado, Alfonso Damián Peralta señaló que los exfuncionarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) no habían devuelto los más de 146 millones por lo que notificaría a la Sefina.

Según Damián Peralta, la Sefina, a través del procedimiento de ejecución fiscal, realizaría la búsqueda de bienes que tengan los servidores públicos para realizar embargos.

No obstante, Tulio Pérez Calvo explicó que no le compete a la Sefina realizar acciones legales contra particulares, sin embargo descartó que haya una persecución política contra funcionarios de la administración del exalcalde de Acapulco.

"Si son funcionarios con algún cargo nosotros podemos hacerlo, pero si no lo son nosotros no podemos embargar a ningún particular, eso se tiene que hacer mediante una denuncia judicial, nosotros no podemos hacer esa acción".

"Platicaré con el auditor para poder hacer la acción conjunta, nosotros aplicamos multas a funcionarios a sus salarios y se reportan como lo debe hacer la Sefina", señaló el funcionario estatal.

El mes pasado la ASE dio a conocer que se inhabilitaron a tres exfuncionarios de Capama: Javier Chona Gutiérrez, Adolfo Galeana Salas y Juan Antonio Ramírez Valle, por anomalías en el ejercicio fiscal del 2016 y se obligó a devolver 146 millones 922 mil 607 pesos.

Entre otros temas, Tulio Pérez manifestó que el gobierno estatal ya no cuenta con los recursos suficientes para seguir apoyando a los municipios a pagar el agua, sobre todo el caso de Chilpancingo.

"Nosotros ya le hemos ayudado al ayuntamiento de Chilpancingo el año pasado, a principios de este año con una importante inyección de recursos, cada día el gobierno de Guerrero tiene menor posibilidad".

"Los ayuntamientos deben realizar sus ahorros y arreglos administrativos que les ayuden a resolver este problema", respondió el funcionario por casos como el del alcalde Antonio Gaspar, quien en reiteradas ocasiones ha lloriqueado por falta de recursos.