Por la renta del salón Ranchos Los Cedros, ubicado en la lateral norte-sur del bulevar Vicente Guerrero al sur de Chilpancingo, el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Educación Guerrero, paga casi 2 millones de pesos al año.

De acuerdo con información obtenida por Bajo Palabra, a través del área de transparencia, la SEG paga mensualmente 150 mil 626 pesos y 61 centavos, por el uso del citado salón.

Anualmente, el gobierno paga un millón 807 mil 519 pesos con 33 centavos por el uso del inmueble, habilitado como oficinas alternas del secretario de educación y otras áreas.

El año pasado, durante su comparecencia en el Congreso del Estado, el titular de la SEG, Arturo Salgado Urióstegui, destacó que mensualmente el gobierno paga 2.5 millones de pesos por retas de inmuebles para oficinas alternas.

Los inmuebles ocupan espacios que se encontraban en las oficinas centrales del Exineban, sin embargo, desde hace un par de años se encuentran inutilizadas por dos razones: daños por sismos y toma de la CETEG.

El magisterio disidente ocupó dichas oficinas durante dos años en su lucha contra la Reforma Educativa y por la desaparición de los 43 normalistas; al término de la protesta entregaron el Exineban.

Autoridades estatales afirmaron que se necesitaban recursos para rehabilitar dichas oficinas que aún permanecen cerradas; en cambio, han hecho contratos millonarios para la renta temporal de inmuebles.

En el caso del Salón Rancho Los Cedros, ha sido una de las oficinas más tomadas por organizaciones sociales y el costo de la renta no incluye la reparación de paredes y áreas afectadas por protestas.