Chilpancingo, Guerrero.-  El Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero seguirá siendo oposición al gobierno del estado que encabeza, Héctor Astudillo Flores, por lo que no seguirá el mismo camino institucional que tomó recientemente el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez y el mandatario para analizar las finanzas municipales.

La tarde de este lunes, se reunió la dirigencia estatal del PRD, y como parte de los acuerdos, según informó el presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), Celestino Cesáreo Guzmán, fue el respaldo al movimiento magisterial, así como mantener la crítica al gobierno de Guerrero.

“El Comité estatal ha opinado y ha debatido, y tenemos una coincidencia clara: el PRD de Guerreo tiene que ser opositor, tiene una ruta de defender a la gente, de darle voz a quienes no son sean escuchados, y a respaldar el movimiento social de manera permanente”, dijo.

Cesáreo Guzmán celebró que el acalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez, y el gobernador, Héctor Astudillo, se hayan reunido con la finalidad de analizar las finanzas municipales, luego  el conflicto político que se ocasionó tras el préstamo de 158 millones de pesos que el cabildo porteño aprobó en agosto pasado, pero advirtió que como partido, no seguirán la misma línea.

“Pues qué bueno que se haya reencausado esa relación por la vía institucional, esa es una parte, creo que así debe ser, pero  la ruta del partido es otra”, comentó.

Ayer, el alcalde Velázquez Aguirre informó que ya sostuvo una reunión con el gobernador del estado, en la que acordaron analizar en conjunto las finanzas municipales, y buscar las alternativas para que los dos órdenes de gobierno soliciten recursos de la federación, aunque aclaró que el polémico préstamo de 158 millones de pesos aprobado por el cabildo, siguen siendo una opción. .

Cesáreo Guzmán comentó que otro de los temas analizados en la reunión de este lunes, fue el primer informe de labores que presentó el alcalde porteño, Evodio Velázquez Aguirre, la semana pasada, el cual dijo, calificaron como bueno, pero advirtieron que falta reforzar acciones, sin especificar cuáles.

Adelantó que el CEE buscará reunirse con Velázquez Aguirre para darle a conocer sus opiniones respecto al gobierno que encabeza, pues “dentro de nuestra opinión va bien, pero puede ir mejor si se refuerza  el equipo gobernante”.

Por otra parte, desestimó las acusaciones del presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, quien en pasados días responsabilizó al PRD de incitar las protestas que realizan trabajadores del ayuntamiento, en demanda de que les sean pagadas prestaciones labores.

Al respecto, el dirigente perredista consideró que el alcalde “debería ser más autocrítico”, del gobierno que encabeza, y aclaró que la opinión de que en Chilpancingo no hay gobierno es generalizada, la cual se deriva de la falta de servicios básicos. “Con esa actitud, el presidente lejos de ayudarse está preparando su salida”.