Ciudad de México.- El presidente, Andrés Manuel López Obrador dijo que seguirá refiriéndose a los gobiernos de los últimos cinco expresidentes para explicar la actual situación de violencia que se vive en el país.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que hechos como el ataque ocurrido la noche del lunes, en donde fueron asesinadas tres mujeres y seis niños de la familia LeBarón en los límites entre Chihuahua y Sonora, “son asuntos que vienen de tiempo atrás que se agravaron por la estrategia que se impuso de querer resolver las cosas sólo con la fuerza”.

“Y ofrezco disculpas si tengo que hacer referencia al pasado, porque si no sabemos de dónde venimos, no vamos a saber hacia dónde vamos. Entonces, voy a tener que seguir hablando, ni modo, de Salinas y de Zedillo con el Fobaproa”.

“De Salinas, porque entregó los bienes del pueblo, de la nación; de Zedillo voy a seguir hablando, porque convirtió las deudas privadas de unos cuantos en deuda pública; de Fox voy a seguir hablando porque engañó que iba a haber un cambio y se convirtió en un traidor a la democracia, entre otras cosas; y de Calderón nada más se robó la Presidencia en complicidad con Fox y declaró la guerra; y de Peña también voy a seguir hablando. Tengo que hacerlo, no más que eso; y ellos también hablan de mí”, expresó.

Según el presidente, ya existen resultados en materia de seguridad y dijo que la escalada de violencia se ha detenido, estabilizado y comenzará a disminuir, a pesar del modelo neoliberal que, dijo, fue el que causó toda esta desgracia.

“Imagínense, si después de 36 años de saqueos, de corrupción en 11 meses se logra revertir todas esas calamidades, de 36 años. El porfiriato tardó 34, ¿y cuánto tiempo llevó cambiar las cosas? Ahora son 36 años y todavía hay resistencias, pero nadie o muy pocos hablan de por qué llegamos a esta situación, ¿o fue a partir del 1º de diciembre que se originó esto, del año pasado?”, expuso.