Moscú, EFE.- La segunda ola de Covid-19 se puede evitar, pero la humanidad tendrá que vivir un tiempo con la infección, porque aún no hay fecha para una vacuna, aseguró este miércoles el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge.

"La segunda ola no es algo inevitable. Aunque cada vez más países levantan las restricciones y hay un claro riesgo de rebrote de la infección", subrayó el jefe regional de la OMS en una rueda de prensa telemática.

Kluge subrayó que en la actualidad las cosas "no están mejor que a principios del año", porque el mundo carece de una vacuna contra la Covid-19.

"La buena noticia es que hemos aprendido mucho tras la primera ola y, si hay una segunda, estaremos más preparados", aseguró.

En cuanto a la vacuna, subrayó que "no hay una fecha concreta para su elaboración", aunque las mejores mentes científicas del mundo trabajan ahora en ese cometido.

A la vez, cuando haya una vacuna, agregó, la OMS hará lo que pueda para que sea distribuida de una forma equitativa entre los países del mundo.

Kluge afirmó que pese a una caída de los casos de contagio, los riesgos aún persisten en muchos países.

Con todo, la OMS pidió a los países de Europa, incluida Rusia, a cumplir a rajatabla sus recomendaciones a la hora de suavizar las restricciones y organizar eventos que impliquen aglomeraciones de gente.

En este sentido, la organización con sede en Ginebra confía en que, al organizar actos al aire libre, las autoridades podrán cumplir las normas sanitarias previstas en estos casos para evitar nuevos riesgos de contagio.