México.- El segundo al mando de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), Marcos Manuel Herrería Alamina,  quien era concuño de Arturo López Obrador, hermano del presidente, y uno de los más cercanos a Octavio Romero, director General de Pemex, de quien fue secretario particular en la Oficialía Mayor del Gobierno de Andrés Manuel, en la capital del país,  no tiene cédula profesional.

Marcos Manuel Herrería Alamina, funge como director corporativo de la paraestatal, el segundo puesto en importancia, con un sueldo bruto de 152 mil 382 pesos, un poco menos de lo que gana el presidente.

Una búsqueda en el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública, arroja nulo resultado, lo que significa que el funcionario más importante después del director de Pemex no tiene cédula profesional.

El periodista Carlos Loret de Mola publicó en su columna de El Universal que además de Marcos Herrería, otros dos funcionarios de la misma empresa paraestatal no tienen ni siquiera título universitario.

“Ocupan puestos de alto rango en el área de Procura y Abastecimiento de Petróleos Mexicanos. Manejan millones de pesos al mes. Decisiones importantes se toman en sus escritorios, sólo que no tienen título universitario, cédula profesional ni experiencia en el sector”, se lee en la columna del periodista.

Marcos Herrería y Octavio Romero, los super cuates Marcos Herrería y Octavio Romero, los super cuates

Loret de Mola explica que Fernando Palao Espíndola, compadre de Marcos Herrería, quien se desempeña como Coordinador para Servicios y Soporte en Pemex no terminó la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica y Electrónica en la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, de la UNAM.

“Entre sus encargos está supervisar todos los procesos de compra para el corporativo de la paraestatal en medicinas, tecnologías de la información, materiales de mantenimiento y construcción, servicios generales, equipos de transporte, papelería, artículos de limpieza y consultorías”, afirmó Carlos Loret.

Indica que el funcionario de la 4T se encuentra a tres escalones abajo del director General de Pemex, ganando 104 mil 264 pesos al mes.

El segundo funcionario sin terminar carrera es Pablo Sánchez Rodríguez que gana aproximadamente 85 mil pesos mensuales sin tener título ni cédula, pero asegura que estudió la Licenciatura en Derecho en el Claustro Latinoamericano Enlaces, una escuela con sede en Metepec, Estado de México, donde las carreras son en línea y duran tres años.

Loret dice que “ambos recibieron una dispensa de requerimiento profesional para poder ocupar sus puestos, considerados de alto rango, a pesar de no contar con título. La propuesta de darles esta dispensa fue hecha por Javier Núñez López, director operativo de su área”.

A pesar de que Marcos Herrería tampoco tiene cédula profesional, eso no fue limitante para que avalara el ingreso de ambos. Como un dato adicional, también se señala que Octavio Romero propuso a Jorge Luis Basaldúa Ramos, como subsecretario de capital humano de la Secretaría de Finanzas, donde con Marcos Herrería controlan la designación de directores generales de administración en las dependencias y órganos desconcentrados de la administración central.