Chilpancingo, Guerrero.- Las condiciones de seguridad en Chilapa de Álvarez “no son buenas ni son las mejores”, y existe una crisis entre policías comunitarios por la disputa del territorio en las comunidades, dijo el alcalde Jesús Parra Gómez.

Durante su comparecencia de trámite y sin cuestionamientos ante diputados de las comisiones unidas de Justicia, Seguridad y Asuntos Indígenas y Afromexicanos, el alcalde se quejó de la falta de policías preventivos y los 107 con los que cuenta el municipio no son suficientes.  

Parra Gómez inició su comparecencia destacando las acciones que han realizado en el municipio y los logros que ha tenido en lo que va de su segundo mandato luego de reelegirse el año pasado.

En su intervención el diputado de Morena, Arturo Martínez Núñez le recordó que su comparecencia era para conocer las acciones en materia de seguridad y le preguntó cuál eran las condiciones de seguridad en el municipio.

Parra Gómez dijo que las condiciones de seguridad en Chilapa “ni son buenas ni son las mejores” y le dolía lo que sucedía, en relación con los hechos de violencia, que opacaban las acciones de su gobierno.

A pregunta de la diputada Leticia Mosso Hernández, Parra Gómez dijo que no estaba satisfecho con el número de policías. Entre 2017 y 2018 se inscribieron 70 aspirantes, pero sólo uno aprobó las evaluaciones.

El alcalde dijo que se viven situaciones “tristes y lamentables” en las comunidades indígenas por las policías comunitarias y la disputa del territorio.

“Poblaciones quieren pertenecer a una comunitaria y otras a otros grupos, el tema de los territorios ha llevado a esta crisis en el tema de las policías comunitarias, pero estamos coordinados con el gobierno federal para poder atender las demandas prioritarias de estas comunidades”, dijo.

En los últimos meses la disputa entre supuestos policías comunitarios de Rincón de Chautla y San Jerónimo Palantla ha dejado varias víctimas.

Sin embargo, el alcalde omitió hablar de los grupos delictivos que se disputan el municipio y que ha dejado a decenas de desaparecidos y muertos en lo que va de su gobierno desde 2015.

Mosso Hernández reprochó al alcalde que desde hace cinco años busca vías alternas para trasladarse a Tlapa de Comonfort, en la Montaña, y no cruzar por Chilapa ante la situación de violencia, en repuesta el alcalde dijo que todas las personas pueden acudir al municipio y gozan de libre tránsito.

Ningún otro diputado cuestionó al alcalde sobre la situación de violencia en Chilapa y la policía preventiva. El edil compareció junto a su secretario de seguridad, Hilario Flores Refugio y el síndico procurador Esteban García García.

Para el próximo jueves 15 de agosto están citados los alcaldes de Acapulco, (Morena) Adela Román Ocampo, de Chilpancingo (PRD) Antonio Gaspar Beltrán, de Ometepec (PRI), Efrén Adame, y Zihuatanejo (PRI), Jorge Sánchez Allec.

Las comparecencias de los alcaldes son en atención de la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitida por el Caso Iguala, en la que pide al Poder Legislativo realizar un diagnóstico de los policías preventivos y las acciones en materia de seguridad.