México.- Diputados federales coincidieron en que las políticas sociales y de seguridad que aplique el gobierno federal no requieren un tiempo específico, seis meses como dijo ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador en Veracruz, sino de estrategia.

La diputada Adriana Dávila Fernández (PAN) señaló que, a diferencia de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el de López Obrador cuenta con una mayor aceptación entre la ciudadanía y ahora también con el cuerpo de la Guardia Nacional, para implementar la política de seguridad que con mayor eficacia detenga los ataques del crimen organizado.

“El problema del Presidente no radica en el plazo para resolver un problema sino en la estrategia o en la falta de la misma. Han querido basar el combate a la violencia solo a través de una figura que es la Guardia Nacional”, dijo.

Dávila Fernández explicó que acciones como la de establecer de nuevo la Secretaría de Seguridad y luego quitarle atribuciones en la Guardia Nacional hacen sospechar que el gobierno federal no tiene una estrategia clara para combatir el crimen.

“Lo único que está haciendo el Presidente es acomodar el reloj a su favor, en un entorno donde los mexicanos exigimos de inmediato resultados y claridad de rumbo. Se entiende que es un tema difícil de resolver, pero no la falta de estrategia evidente”, añadió.