México.- Los delitos del fuero común son los que han elevado los índices de inseguridad en las seis colonias más peligrosas de la Ciudad (Centro, Doctores, Del Valle Centro, Roma Norte, Narvarte y Buenavista), de 2016 a 2018; la constante: robo de celulares, a transeúnte, a negocio con y sin violencia, así como de autopartes, flagelos que aparecen en todos los sectores.

Según las estadísticas de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local, las denuncias que recibieron son apenas 10% del total que se registran, pues la llamada cifra negra (los delitos que se cometen y no se denuncian) asciende a 70 mil en un año.

A decir de la autoridad investigadora, este fenómeno se da por el tiempo que pierde una víctima en el Ministerio Público, que va de cuatro a ocho horas, en promedio, cuando se trata de un robo simple, por lo que la actual procuradora, Ernestina Godoy, piensa implementar un sistema similar al que se aplica en Chihuahua, donde el tiempo para denunciar el robo de un celular no rebasa los 15 minutos.

A decir de las cifras reportadas en el portal de internet Datos Abiertos de la Ciudad de México, el sector más inseguro es el primer cuadro de la capital. En la colonia Centro el robo a transeúnte lidera el ranking, durante el año pasado se registraron 8 mil denuncias; a ésta le siguieron el robo a celular, con 6 mil, y luego el robo de autopartes, con 5 mil carpetas de investigación abiertas.

En el mismo sector, el robo a negocio con y sin violencia superó las 4 mil indagatorias. Sin embargo, el número de detenidos por esos delitos fue de 870 personas, de las cuales 80% están en libertad debido a los múltiples beneficios que otorga el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, pues al comprobarse que los detenidos son primodelincuentes y que el monto de lo robado no supera los 5 mil pesos alcanzan la libertad prácticamente de manera inmediata.

La segunda colonia más insegura, la Doctores, se caracteriza por el hurto de autopartes, con 7 mil denuncias en 2018; seguido del atraco a comercio, principalmente a fondas, restaurantes y cafeterías; en este último rubro, con y sin violencia, se contabilizaron 5 mil carpetas de investigación; en tercer lugar está el robo de celulares, con 3 mil indagatorias abiertas sin resolver, pues no hay detenidos ni a las víctimas se les ha reparado el daño.

En la Del Valle Centro también repunta el robo a negocio con y sin violencia, con 6 mil carpetas de investigación en el mismo periodo; seguido del asalto a conductor de vehículo, con 4 mil, y el robo a celular, 3 mil casos. Llama la atención que detuvieron a mil 300 personas imputadas por narcomenudeo, lo que a decir de las autoridades demuestra que ese negocio se ha ido asentando ahí.

Mientras que en la Roma Norte, el robo a transeúnte, de autopartes y a negocio son los principales delitos, al igual que en la colonia Narvarte. En total, el año pasado hubo 10 mil casos por robo a transeúnte, pero los negocios afectados que denunciaron fueron más de 3 mil. En esa zona, en el último trimestre de 2018, los delitos disminuyeron hasta 7%, por las acciones de vigilancia implementadas.

Por último, en la colonia Buenavista el robo de autopartes, a transeúnte y a usuarios del transporte público son los que encabezaron la actividad delictiva, con más de 8 mil denuncias. También se agudizaron los problemas por la venta de droga al menudeo y los homicidios dolosos; a decir de las autoridades, la disputa de La Unión Tepito y La Anti-Unión elevó la violencia en la zona.