Méxixo.-Una selfie alojada en Facebook ha ayudado a esclarecer un asesinato cometido en Saskatoon, Canadá en 2015.

Cheyenne Rose Antoine fue acusada en 2015 del homicidio de Brittney Gargol, su mejor amiga, luego de que en la fotografía se observara a la imputada vistiendo un cinturón que se encontró a unos cuantos metros de la escena del crimen en una carretera al sur de Saskatoon el 25 de marzo de 2015 en donde fue localizado el cuerpo de Gargol.

La fotografía con la que las autoridades lograron esclarecer el delito fue subida a Facebook tan solo seis horas antes de que se cometiera el asesinato.

Antoine también publicó en el Facebook de Gargol: “¿Dónde estás? No he tenido noticias tuyas. Espero que hayas llegado bien a tu casa”, en un intento por ocultar su culpa.

Ante esta prueba, Cheyenne Rose Antoine admitió el asesinato que se le imputa y dijo que se habían enfrascado en una discusión aunque aseguró a las autoridades no recordar haberla matado, ya que aquella noche había consumido alcohol y drogas.

Las primeras investigaciones realizadas en 2015 indican que Cheyenne dijo a la policía que Brittney Gargol se había ido con un hombre que conoció en un bar en el que habían estado bebiendo. Pero horas después una llamada anónima delataría a la joven, quien confesó a un amigo que ella fue la responsable por la muerte de Brittney.

Tras dos años de investigaciones, este lunes le fue dictada una sentencia de siete años de cárcel por homicidio en segundo grado.

En una declaración dada a conocer por su representante legal, Antoine dijo:

“Nunca me lo perdonaré. Nada de lo que diga o haga la traerá de vuelta. Lo siento muchísimo … Nunca debió haber sucedido”.