Tabasco.- Con 191 casos positivos de Coronavirus, mil 20 personas activas, y 370 hospitalizados, de ellos 156 contagiados, la Secretaría de Salud federal, durante la presentación este viernes 12 del informe técnico sobre la pandemia de COVID-19 en el país, informó que Tabasco alcanzó el semáforo naranja.

El argumento, dijo, es que el porcentaje de ocupación hospitalaria se encuentra en un 41 por ciento, con una tendencia de descenso moderado hacia la semana que empieza el próximo 15 de junio, aunque en esta semana haya registrado un registro atípico de decesos: el lunes: 15; martes: 24; miércoles: 4; jueves: 18, y viernes: 5.

El director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, explicó que los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas, pasaron al color naranja, que significa en el semáforo epidémico un riesgo alto, mientras que el resto quedará en semáforo rojo, es decir, máximo riesgo.

Detalló que para determinar qué entidades pasaban al siguiente color, se revisaron los indicadores de Tendencia de Síndrome COVID-19, Tendencia de Hospitalizados, Positividad SARS-CoV-2 y Ocupación Hospitalaria, siendo éste último, el indicador predominante para decidir si existían las condiciones para el cambio, y en donde Tabasco registró un porcentaje menor al 45 por ciento.

Como ejemplo, el funcionario explicó la situación de Quintana Roo.

"Quintana Roo se encuentra en color naranja, también con una tendencia de hospitalizados en descenso moderado, por lo que existe la probabilidad también de que si la sociedad sigue respondiendo igual, respeta los principios de protección básicos que es lavado de manos, etiqueta respiratoria, quédate en casa si estás enfermo y perteneces a uno de los grupos que está trabajando, y hay que proteger a las personas con mayor vulnerabilidad", señaló.

Por su parte el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, precisó que en pláticas con los gobernadores, se determinó que de los indicadores se le daría un peso del 50 por ciento al de ocupación hospitalaria, para establecer a qué color accede cada estado, ya que al interior de ellos, la epidemia no se comporta en una sola curva, es decir, hay una variación en los números de casos entre los municipios.

"Hoy le estamos dando un 50 por ciento de peso a la ocupación hospitalaria, a las tendencias epidémicas les estamos dando 20 por ciento a cada una, y a la proporción o porcentaje de positividad que lo presentamos todos los viernes como hoy, le estamos dando un 10 por ciento, efectivamente hubo un cambio técnico a la manera de calificarlo y el resultado fue el que hoy se presenta", destacó.

El funcionario federal subrayó que en esta etapa, y basados en el semáforo de riesgo, los mandatarios podrán tomar decisiones sobre la apertura o cierre de algunas actividades, ya que aseguró, ellos conocen mejor la forma en la que va evolucionando la enfermedad en sus entidades.

"Pero permite a los estados hacer adaptaciones, hay estados que dicen, pongo nuevamente el ejemplo del gobernador Javier Corral, él identifica que en la región de Juárez, dado el panorama epidemiológico, allí se requiere hacer mayor restricción, en la capital, en Chihuahua, ya no se necesita tanta restricción, y él es completamente libre y contará con nuestro respaldo de hacer adaptaciones", precisó.