Este miércoles dio inicio el Programa de Reforestación en Guerrero, con el que se busca sembrar 500 mil árboles de diferentes especies, entre los que se encuentra arboles tropicales como el cedro, el caudillo y el palo morado.

Sobre ello, el gobernador del estado, Rogelio Ortega, advirtió que hay una gran cantidad de arboles en peligro de extinción, por lo que destacó esta clase de actividades como parte de la cultura y la educación de los guerrerenses.

“Nos habrá de retribuir en muy poco tiempo, porque la tierra de Guerrero es muy prodiga”, aseguró.

IMG-20150715-WA0004Por su parte, el secretario estatal del Medio Ambiente, Octavio Adolfo Klimek Alcaraz resaltó la importancia de atender la cultura de siembra agrícola de la quema, como un factor que podría provocar incendios forestales. Por lo que señaló la importancia de incentivar el uso de otros sistemas, como la pica, con el fin de incorporar material orgánico a la tierra.

Pese a ello, señaló que los índices de incendios forestales se encuentran relativamente controlados:

“No hemos tenido tan altos índices de incendios, por el momento, como en los últimos 5 años, y cuando sucede pues no pasa de las cinco mil hectáreas siniestradas. Eso es lo que nos da el ánimo para continuar y también poder reducir el nivel de incendios forestales”, destacó.

El evento se realizó en el cerro de El Veladero, y contó con la participación del comandante de la 8va Región Militar, Alejandro Saavedra Hernández; así como el delegado federal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Martín Vargas Prieto.