México.- Alrededor de 150 sicarios del cártel del Noreste irrumpieron en 25 camionetas en el municipio de Villa Unión el sábado pasado, afirmó el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

El mandatario estatal explicó que en sus declaraciones ministeriales, los detenidos por los ataques revelaron que incluso “algunos” sicarios se bajaron de las camionetas y desistieron en participar en el ataque, que ya suma 23 muertos y 10 personas capturadas.

“¿Qué manifiestan los detenidos? Primero que no querían venir a Coahuila. Llaman a nuestra policía las gatas, dicen que no querían enfrentarse con las gatas y que fueron obligados a venir a Coahuila a mandar un mensaje y decir que se iban a quedar y que ya iban a estar por estos rumbos.

“Ellos manifiestan un total de 25 camionetas con un promedio de cinco a seis hombres por cada unidad. Pusieron al frente del operativo a tres o cuatro de los llamados comandantes con distintos apodos para que nadie se rajara y vinieran a Coahuila”, detalló Riquelme, luego de una reunión de seguridad con diferentes instancias de gobierno en Villa Union.

En contraste, Riquelme puntualizó “en un momento” las fuerzas de seguridad municipal, estatal y federal fueron más de 550 elementos y tres helicópteros, uno artillado.

El gobernador de la entidad reveló que las edades de los 10 detenidos oscila entre los 18 y 20 años.