Chilpancingo, Guerrero.-El Servicio Médico Forense (Semefo) en Guerrero concluirá el 2017 con más de 600 cadáveres, informó el secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos.

Entrevistado vía telefónica dijo que en Acapulco y Chilpancingo se instalarán una cámara frigorífica con capacidad para 150 cadáveres cada una.

  “Están por terminarse la instalación del refrigerador de Chilpancingo y Acapulco, en los próximos días se va a terminar, se hizo adecuaciones provisionales”, dijo.

“Ahorita no existe saturación (de cadáveres) como tal porque se hizo una redistribución de manera provisional mientras se termina de instalar los dos nuevos refrigeradores que le van a dar cabida a 150 cuerpos para Acapulco y 150 cuerpos para Chilpancingo”, precisó.

Explicó que se hizo una inversión de cinco millones de pesos para remodelación y adecuaciones al Semefo de Acapulco, Chilpancingo e Iguala, los únicos que existen en la entidad.

Al funcionario se le preguntó si en 2018 habrán de construir otros debido a la saturación de cadáveres resultado de la violencia que prevalece en Guerrero, a lo cual dijo que se trabaja para que se construya uno en la Costa Chica y otro en la Costa Grande.

En noviembre trabajadores de la Fiscalía General del Estado (FGE) suspendieron labores ante los fuertes olores fétidos que desprendía el Semefo ubicado a un costado de la dependencia al sur de la ciudad.

Los trabajadores argumentaron que las cámaras frigoríficas no servían lo que generó el mal olor de los cadáveres.

Debido a la acumulación de los cadáveres en el Semefo, el año pasado el gobierno del estado construyó el Panteón Ministerial donde han depositado algunos cuerpos que no han sido identificados.

Guerrero es uno de los estados más violentos del país, y a decir de las autoridades la mayoría de los cadáveres que no son reclamados están relacionadas con hechos de violencia.