México.- Los grupos parlamentarios en el Senado coincidieron en la necesidad de entrar a la discusión de la legalización de la amapola para su uso medicinal y científico.

Al inaugurar el foro ‘Regulación de la amapola: retos y perspectivas’, el coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que no es momento de “huir y darle la espalda” a temas de interés nacional, pero que su legalización debe evitar consecuencias graves, como ha ocurrido con la marihuana en Estados Unidos, donde quienes tienen la facilidad de adquirirla han subido un escalón al consumo de otras drogas más lesivas, como el fentanilo.

“Tenemos que valorar qué es lo que pasa. Mientras en Guerrero y Oaxaca, y el triángulo dorado allá en el norte del país, hay consecuencias trágicas por los espacios donde se cultiva, por la amenaza hacia a los campesinos, los enfrentamientos que dejan cientos y miles de personas que han perdido la vida, y por otro, la necesidad de ocupar de manera eficiente, la goma de opio para temas fundamentales de la morfina, que aligeran el dolor a determinadas enfermedades”, agregó.

Miguel Ángel Mancera, líder de los senadores del PRD, afirmó que no se deben “cerrar los ojos” ante un realidad, como es el uso de la amapola, pues en el Informe 2016, México Monitoreo de Cultivos de Amapola, señala que el área mínima de cultivos en el país es de 21 mil 500 hectáreas, un valor medio de 24 mil 800 hectáreas y alto de 28 mil 100 hectáreas; además, de que la amapola, es de los llamados de ciclo productivo transitorio, que representa hasta tres cosechas potenciales al año.

“La oficina de Naciones Unidas, precisamente la encargada de las tareas de análisis de la droga, del delito, ha recomendado acompañar esfuerzos de erradicación y elaboración, pero no deja de establecer la necesidad del debate y del análisis. Ahí está todo el potencial de la amapola, ahí está todo el potencial que juega dentro del rol de las economías y también está un rol potencial medicinal”, indicó.

Dante Delgado, líder parlamentario de MC, agregó que México está décadas atrás en la legalización de drogas, debido a una “falsa conveniencia electoral”, pues son muchos los partidos y políticos que no quieren debatir el tema por no perder votos o por la “colusión” de intereses entre los grandes cárteles y la política nacional.

“Está más que claro que para combatir la industria de la droga, el camino no es poner más balas sobre la mesa, México es el mejor ejemplo de que la guerra contra las drogas es el fracaso más contundente y dolorosa. La única salida pasa forzosamente por la legalización, protegiendo la salud pública y regulando su distribución para evitar delitos”, añadió.

Ricardo Monreal de Morena, dijo que la despenalización de la amapola, es un tema que necesita tener un análisis profundo de todas las propuestas existentes e incorporarlas para obtener soluciones integrales a la problemática del tema que implica, sobre todo, cuando en los últimos años su cultivo ha sido uno de los más crecientes en el país.

“Debemos legislar sobre esta materia, sin mitos, sin tabúes. Ahora estamos hablando de dos temas claves, la despenalización del uso de la marihuana y el de la amapola".

Es probable que hagamos un Parlamento Abierto para revisar con toda claridad, con toda apertura, el proceso que debemos seguir para abordar estos temas de manera plural, integral y directa, asentó.

El coordinador del PAN, Mauricio Kuri, sostuvo pudiendo o no estar de acuerdo en la legalización de la amapola, lo que sí debe pasar es que todos se pongan de acuerdo para la discusión del tema, pues no se pueden esperar resultados diferentes, si no se discute.

“Hay que discutir su uso medicinal, el hecho de que expertos y analistas nos den su punto de vista ayuda. Tenemos que escuchar y analizar, en Acción Nacional estamos abiertos a escuchar todas las voces para llegar a consensos que favorezcan a México”, asentó.